ÚLTIMA HORA
El interés del bono español a diez años baja del 2% por primera vez en la historia
01-07-2012 / 10:50 h EFE

Un grupo de emprendedores ha creado en Valencia la empresa El Apilador, dedicada a la recogida a domicilio de pilas usadas y venta de nuevas baterías y con la que se pretende establecer una estructura de apiladores integrada por padres de familia que llevan tiempo en el paro.

El promotor de la iniciativa, Vicente Noguera, ha explicado a EFE que esta nueva figura "permitirá crear puestos de trabajo" y cuidar el medio ambiente ya que las pilas usadas se llevan a plantas de reciclaje.

El Apilador ha realizado ya una prueba piloto con cuatro personas que han recorrido determinadas zonas de Valencia para ofrecer la iniciativa.

"Queremos que el apilador sea un personaje conocido para el barrio al ser la misma persona la que haga la misma zona" en rondas cada veinte o treinta días, ha afirmado Noguera.

La prueba piloto ha ofrecido diferentes resultados: mientras que el puerta a puerta por domicilios particulares ha encontrado actitudes reacias, en comercios y empresas donde las puertas están abiertas la respuesta ha sido más positiva, y solo dos apiladores recogieron 100 kilos de pilas en cuatro días.

Para superar la desconfianza de los clientes particulares, estudian negociar con los administradores de fincas depositar un contenedor de pilas usadas en un espacio común del edificio y de esta manera facilitar la recogida y evitar molestias.

El compromiso social es uno de los pilares de la iniciativa, que dará prioridad en el empleo a mayores de 30 años con cargas familiares y parados de larga duración.

Para ello han contactado con parroquias que conocen a las familias del barrio con más necesidades, y también lo han intentado con bolsas de trabajo de organismos públicos y sindicatos pero no han tenido respuesta por el momento.

Ahora cuentan con nueve apiladores en Valencia y Alicante, y la expansión geográfica continuará en las áreas metropolitanas y posteriormente en Madrid y Barcelona.

Noguera confía en emplear a un centenar de personas para una red nacional de apiladores y recoger en una primera fase, hasta finales de año, 100.000 kilos de pilas usadas en toda España, un servicio que asegura no les reporta beneficios.

Se prepara el lanzamiento de la empresa, una vez alcanzado un acuerdo con el fabricante español Cegasa Internacional para la venta de paquetes de pilas a un precio competitivo.

El responsable comercial de la compañía, José Ramón González, ha indicado el acuerdo con la empresa valenciana es una relación comercial aunque el proyecto les ha sorprendido y por ello han decidido trabajar con un cliente "tan pequeño", algo que no suelen hacer.

González considera que es un proyecto diferente que va a dar un servicio que no existía en el mercado y ofrece apoyo social a la gente de un barrio.

La venta de pilas Cegasa se realiza en paquetes de ocho pilas a cinco euros, un precio "económico y muy competitivo", según su responsable comercial.

"El comprador tiene una doble garantía: el material que retiramos será llevado a reciclar y la pila que adquiere es de absoluta fiabilidad", ha asegurado el director de El Apilador.

De momento la sede de Cegasa en Valencia es el centro donde acuden para realizar la compra de pilas según las necesidades. "Compramos poco a poco, de mil en mil paquetes, y pagamos al contado", según Noguera.

El Apilador está en conversaciones con el Ayuntamiento de Valencia y otras entidades para recabar apoyo institucional, y gestionará el depósito de las pilas usadas a través de Vaersa.

Noguera señala que, según algunas estimaciones, en España se venden al año unos 300 millones de pilas, de las que solo se recogieron 90 millones en 2011.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2014
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD