24-09-2009 / 17:40 h EFE

El guión del simulacro, para el que se ha utilizado un viejo avión inservible, ha sido el siguiente: un Fokker F-50, con 20 pasajeros y 4 tripulantes, se ha salido de la pista por la cabecera de la misma y como consecuencia del siniestro se ha producido un gran incendio en ambas alas, motores y fuselaje.

El accidente provoca cinco supuestos fallecidos, otros cinco heridos muy graves, dos graves, nueve leves y tres pasajeros ilesos.

Tras el siniestro simulado, la torre de control ha accionado el pulsador de alarma y se han activado todos los procedimientos de emergencia, que incluye el aviso al teléfono 112 y movilizado a bomberos, policías locales, Ertzaintza y Osakidetza, entre otros servicios.

En primer lugar, los bomberos han apagado el fuego mediante el lanzamiento de espuma, han evacuado el avión y dos de ellos han entrado a la aeronave para sofocar los incendios y rescatar a posibles víctimas.

Según Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), bomberos y servicios sanitarios han atendido a las víctimas en las proximidades de la aeronave y han clasificado a los heridos para determinar el orden de prioridad para su tratamiento utilizando tarjetas de varios colores: rojo (cuidados inmediatos), amarillo (no inmediatos) y verde (de menor importancia).

También ha intervenido un equipo de psicólogos para atender a las víctimas ilesas, leves y a los familiares en la terminal de pasajeros.

Según ha informado AENA, el aeropuerto alavés cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional en materia de planificación de emergencias en los aeropuertos.

Este ejercicio se enmarca en el Plan de Emergencias del Aeropuerto de Vitoria que contempla la realización periódica de simulacros parciales para poner a prueba y evaluar su capacidad de respuesta ante accidentes.

En la prueba han participado unas 120 personas y han intervenido quince organismos, entre ellos los servicios propios del aeropuerto y de la compañía aérea implicada así como efectivos de emergencia del Gobierno Vasco, Diputación y ayuntamientos.

El Departamento vasco de Interior ha informado de que ha activado el Plan de Emergencia Exterior durante el simulacro del accidente.

Este tipo de emergencias se clasifica en tres niveles de gravedad según el número de pasajeros afectados y la cantidad de combustible, según ha explicado Interior. El simulacro de hoy correspondía al segundo nivel.

En el caso de un accidente real, los heridos se trasladarían a los hospitales de Txagorritxu y Santiago en Vitoria. Los grandes quemados se llevarían en helicóptero al hospital de Cruces (Vizcaya).

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2014
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD