25-05-2012 / 14:10 h EFE

La reapertura de la Staatsoper de Berlín, actualmente en proceso de remodelación, se retrasa otro año, hasta 2015, por problemas relativos a su aislamiento, anunció hoy el Gobierno berlinés.

Según la responsable de obras públicas, Regula Lüscher, las obras han puesto al descubierto, a 17 metros de profundidad, unos antiguos pilares sobre los que en la Edad Media se construyó la muralla de la ciudad, y que impiden aislar de las aguas freáticas la conexión subterránea prevista entre el teatro y los escenarios de ensayo.

Precisó que existe el peligro de que el agua traspase una y otra vez la superficie de hormigón y toda la construcción quede desequilibrada.

Hace un año, las autoridades ya anunciaron que el teatro de la ópera estatal, en la emblemática avenida Unter den Linden, abriría sus puertas al público un año más tarde de lo previsto, es decir, en octubre de 2014.

Entre los motivos del retraso se citaron entonces problemas con las características del terreno sobre el que está edificado el edificio y la necesidad de construir pilares adicionales en los fundamentos, además de las inclemencias del duro invierno.

Por otra parte, durante las obras se descubrió un búnker situado debajo de la zona de gerencia que debía ser derribado.

Ahora, está previsto que las obras concluyan en abril de 2015, indicó Lüscher.

La remodelación del teatro, construido entre 1741 y 1743 por el arquitecto Georg Wenzeslau, es uno de los proyectos culturales más ambiciosos de la capital, cuyo coste, asumido en su mayor parte por el Estado alemán, asciende a 250 millones de euros.

La Staatsoper quedó reducida a cenizas por los bombardeos aliados durante la II Guerra Mundial y fue reconstruida más o menos de acuerdo al original por las autoridades de la República Democrática Alemana (RDA).

El director musical de la Staatsoper, el argentino-israelí Daniel Baremboim, deseaba una remodelación en profundidad del teatro para elevarlo al nivel de otros teatros europeos, con el argumento de que de todas formas no se trata del edificio original, de mediados del siglo XVIII.

Pero finalmente el alcalde-gobernador de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, se decantó por la variante continuista, más económica y respetuosa con la reconstrucción llevada a cabo en 1952 por el arquitecto Richard Paulick.

Durante las obras de remodelación, la Staatsoper ofrece sus representaciones en el Schiller Theater, en el antiguo sector occidental y a 200 metros de la otra gran ópera berlinesa, la Deutsche Oper, abierta cuando la ciudad estaba dividida por el muro.

La fecha de reapertura de la Staatsoper se había fijado inicialmente para el 3 de octubre de 2013.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2014
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD