Programas

TV

Programas

10 + 1 secretos sobre «Gandía Shore»

Día 20/11/2012 - 11.48h
Temas relacionados

El docu-reality de MTV ya ha firmado para una segunda temporada tras el éxito de sus primeras emisiones. Los protagonistas se han convertido en los perfectos anfitriones de eventos y fiestas juveniles

Labrador, Gata, Core, Arantxa, Abraham, Ylenia, Esteban y Clavelito no eran conocidos antes de entrar a formar parte de la familia «Shore» de MTV. Temporadas de éxito de las versiones americana («Jersey Shore») y británica («Geordie Shore») llevaron a la cadena a pensar que en España había potencial.

Ocho jóvenes, cuatro chicos y cuatro chicas, se irían a una mansión en Gandía para pasar el verano de sus vidas. Trabajarían en un chiriginguito unas cuantas horas al día, pero su principal objetivo era salir de fiesta, relacionarse y disfrutar. Las cámaras lo grabarían todo. El morbo estaba servido. Así como el éxito, ya hay segunda temporada confirmada.

Las diferentes personalidades de los protagonistas de «Gandía Shore» les han convertido en habituales de los «trending topics» cuando hay emisión los domingos. Y son los perfectos anfitriones de fiestas en discotecas (lo que ellos llaman «bolos», su presente laboral). «Yo ya tengo todos los fines de semana ocupados», explica Labrador. Junto a Ylenia, Abraham es otro de los más solicitados (ya tiene más de 80.000 followers en Twitter). Viajan por la geografía española de local en local para amenizar la noche con su presencia. Se hacen fotos, saludan, dan besos... Ese es su trabajo actualmente. Y no pueden ser más felices.

Disfrutar de un rato de marcha y un paseo a media tarde con ellos da para mucho. Conocerles fuera de las cámaras y descubrir qué hay detrás de la imagen que han proyectado en su «reality».

1. El primer vuelo de Labrador y Arantxa. La primera «red carpet» de sus vidas.

10 + 1 secretos sobre «Gandía Shore»
mtv
En los premios MTV EMA

Todos los «Gandía Shore» habían sido invitados a la gala de los premios MTV EMA en Frankfurt, pero algunos de ellos aún no habían salido de España, ni montado en avión. Tampoco habían pisado una alfombra roja, la misma que artistas como Alicia Keys, Pitbull, The Killers y Gwen Stefani. No podían creerse su suerte, la sonrisa no se les borraba durante aquellos metros llenos de «flashes». «Muchas gracias es inolvidable», repetía Core.

Un día antes dos personas tampoco podrían olvidar su primer vuelo. «Soy de buscar el peligro, de hecho hasta quería más turbulencias», dijo Labrador, pero Arantxa estaba mucho más nerviosa. Sentada junto a Abraham soportaba el despegue con una divertida actitud que mezclaba el miedo infantil y la ilusión. Tras dormir un rato, sufrir dolores de oído («Es que es demasiado esto, nadie me había avisado») y despertarse con turbulencias -que la asustaron más de la cuenta- pudo disfrutar de las vistas y de cómo cruzaba las nubes.

2. Problemas de vestuario. Los chicos de «Gandía Shore» no siempre eligen la ropa que llevan, para determinados eventos deben seguir las órdenes del estilista de la cadena. Ylenia y Arantxa no estaban muy contentas con el vestuario que les habían recomendado para su paseo por Frankfurt. Unos 6º y lluvia: para Arantxa unas cuñas «peep toes» amarillas fosforitas. «Estos zapatos son de verano», se quejaba. Para Ylenia un minivestido de lycra de leopardo y una cazadora vaquera. «Es muy choni, ¿no?», se preguntaba la de Benidorm.

3. Exigencias con la comida. Labrador no se corta, eso lo sabemos todos. Y sobre la típica comida alemana expuso su opinión: «No me gusta, es asquerosa». Apenas probó bocado durante el almuerzo y se quejó abiertamente. El resto prefería engullir sus salchichas tranquilamente y reir las gracias de su compañero.

4. Leer. ¿Eso que és? Los chicos de Gandía Shore no son ávidos léctores y no se avergüenzan de decirlo. «No me he leído un libro en mi vida», respondió Abraham. Otros aseguraban que solo los que les imponían en el Instituto. Esteban ¿bromeaba?: «¿La play station es un libro?». Por su parte, Gata y Clavelito sí que dijeron algún título: «Memorias de una Geisha» y «La ley del silencio».

5. Crisis económica. Son jóvenes de clase media en su mayoría y han vivido la crisis en sus familias y en su entorno.

¿Alguna idea para superarla? Ylenia responde: «Si no lo sabe ni el presidente...». Y entonces Labrador cuenta su historia: «Claro que me toca de cerca la crisis, por su culpa mi familia está separada». Su padre se fue a trabajar a Australia y él le habría seguido de no ser por la oportunidad de «Gandía Shore». «Íbamos a arruinarnos, ya llevo seis meses sin ver a mi padre», explica. Clavelito insiste en que lo principal es que se apoyen entre los miembros de la familia y los amigos.

6. La fama y sus consecuencias. Labrador explica que «Gandía Shore» le ha ayudado económicamente, pero «no me soluciona la vida». Ylenia asegura que ahora la reconocen por la calle y le piden fotos, pero tampoco le ha cambiado excesivamente su rutina. «Hacemos algún viaje y entrevistas, eso sí».

Con respecto a las críticas... «Yo soy así de chulo y al que le guste bien y al que no, pues nada», responde Labrador. La abuela de Arantxa tiene sus propias conclusiones: «Dice que las niñas somos unas descaradas y los chicos unos "tocones"». La joven madrileña pensaba que su abuela se escandalizaría más, pero «lo lleva bien». Ylenia, cuya imagen es una de las más perjudicadas por el programa, explica que sus padres ven que en muchas situaciones «vas bebida» y lo que haces es algo que hacen todos los jóvenes».

7. Objetivo: alcohol. Labrador bromea con la cantidad de alcohol que ha consumido durante la grabación de «Gandía Shore» después de cuatro años sin apenas probarlo. «La idea es saber quién bebía más», explica y Clavelito le da la razón. También asegura que perdió 4 kilos y que sufrió de insomnio durante el programa: «Apenas dormía y me dedicaba a limpiar y hacer cosas por la mañana cuando todos estaban durmiendo», recuerda Labrador. «Salí desquiciado, pero ya he conseguido asentarme».

8. Ligar en Gandía. Aunque no han faltado las visitas de personas de fuera del programa a la casa de los concursantes, los chicos se quejaban de las pocas oportunidades que han encontrado en la ciudad levantina. «No hemos ligado más porque eran unos callos», decía Labrador entre risas. «Entrábamos en las discotecas y había muchas feas», recuerdan. Y eso que aún nos falta mucho por ver...

9. Conocer a la competencia. En Frankfurt, conocieron a los de «Geordie Shore». El problema es que la única que habla inglés es Gata, el resto aseguraba que trataría de comunicarse en «spanglish». Esteban lo tenía claro: «Hemos conocido a los de 'Geordie Shore' y son unos paquetes. ¡España manda!». Pero Gata parece que hizo buenas migas con Holly a la que envió un tuit tras la gala y ha retuiteado a Dan.

10 + 1 secretos sobre «Gandía Shore»

10. El pelo de Abraham (el «tanga boy»). Asegura que se lo preguntan mucho. «¿Quieres que hagamos un vídeo?», me propone. Para los interesados: su rutina es lavarse el pelo, secárselo con secador y aplicar laca.

11. No saben qué se va a ver. Los protagonistas no conocen qué historias se quedan fuera de emisión, a quién destacan más o el enfoque que le dará el programa a lo que vivieron aquel mes loco en Gandía. «Estamos viviendo en el pasado», dice Arantxa. Ylenia se pregunta por qué solo salen sus momentos más negativos. Esto hay que venderlo y ella lo ha puesto fácil. Pero que nadie dude, es un encanto en las distancias corta y promete estar aprendiendo a controlar sus impulsos y a pensar sus acciones.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

PERDIDOS
JAVIER DÍAZ-GUARDIOLA Dos de los protagonistas de la serie confirman que sólo el pack especial con las seis temporadas de la serie, a la venta en agosto, contendrá material adicional que responde a algunos de los misterios aún abiertos

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.