España

España

«El dinero mejor invertido»

Un documento detalla los 251.000 euros en «propinas» durante las obras del Palau de 2003

Día 13/11/2012

Los documentos intervenidos durante los registros del «caso Palau» revelan hasta qué punto los implicados en este turbio asunto tenían asumido que pagando las cantidades suficientes podían conseguir lo que se propusiesen. Así, en uno de ellos, manuscrito, se hace referencia expresa a las «propinas» que recibían todas aquellas personas afectadas en mayor o menor medida por las obras en el Palau de la Música de Barcelona que se realizaron en 2003. Esos sobresueldos alcanzaron los 251.000 euros y lo más curioso es que al final de ese papel su autor escribe «El mejor dinero invertido».

Entre esas «propinas» -en algunos casos se puede entender que podría tratarse directamente de sobornos-, se recoge un primer epígrafe que lleva por título «a Guardia Urbana obras y conciertos», por un importe global de 140.000 euros. Además, se especifica que se trata de 280 conciertos, por los que se habrían pagado a ese Cuerpo de seguridad hasta 500 euros por sesión.

El Palau tampoco se olvida de los vecinos que sufrieron las obras, en total 50, a los que se habrían entregado mil euros por cabeza, lo que suman los 50.000 que se recogen en el documento intervenido. Por supuesto, los músicos también debían recibir su parte, en este caso por los bises. En concreto, se trata de 500 euros por cada una de las 70 orquestas que actuaron ese año; y lo mismo sucede con los abnegados vigilantes de la obra, para los que el Palau destinó hasta 12.000 euros.

Cura y mayordomo

Pero la generosidad de los responsables del Palau era más amplia que todo eso. Los que denominaban «bedeles de descarga» -nombre algo alambicado para referirse a un camionero- recibieron 10.000 euros. Y en estos casos, qué duda cabe, si se cuenta también con el favor de un cura y un mayordomo, miel sobre hojuelas, aunque eso cueste la nada despreciable cifra de 4.000 euros. En total, como se ha dicho, 251.000 euros, que no obstante el autor del singular documento considera «El mejor dinero invertido».

No es éste el único documento que llama la atención de los incorporados al sumario. Algunas de las cartas que envía el principal implicado en el caso, Félix Millet, son también de una sutileza sorprendente. El 11 de febrero de 1997 se dirige a Rafael del Pino, consejero delegado de Ferrovial -empresa que habría pagado durante años el 4 por ciento de mordida por las obras públicas que realizaba-, para proponerle un estrategia de comunicación con la que «potenciar la imagen de catalanismo de Ferrovial y poder resaltar las actividades de mecenazgo que está llevando a cabo en Barcelona y muy especialmente en el Palau de la Música Catalana». En los informes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial se explica que en realidad parte de esas donaciones, desproporcionadas, acababan en las arcas de Convergencia.

Millet propone a Rafael del Pino «una entrevista (a tu padre y a ti conjuntamente o a uno de los dos a vuestra elección). Esta entrevista podría ser publicada en el periódico Avui», próximo al partido nacionalista. Incluso se ofrece a entrar en contacto con el periodista «y montar su desplazamiento a Madrid en la fecha que sea conveniente para vosotros», convirtiéndose de hecho en asesor de comunicación de la citada constructora.

En otra misiva, del 9 de junio de 1999, Millet escribe a Rafael del Pino, entre otras cosas, para agradecerle su felicitación tras haber recibido la Cruz de Sant Jordi y para «hacerte llegar una fotografía que hice, hace unos meses, buceando en las Islas Maldivas. Me llamó la atención la mancha en el costado que tiene este pez, puesto que me recordó el anagrama de Ferrovial».

«Compromiso»

La faceta epistolar de Félix Millet tiene otros elementos interesantes, como las misivas que envía a José María Aznar entre 2002 y 2004 para cenar en su casa de Menorca -se desprende del texto que algún año se produjo una de esas citas-, y las cartas que mandaba a Artur Mas entre 2004 y 2008 con el mismo objetivo, la última del 30 de junio de ese año. La invitación la hacía extensiva «a quien tú quieras».

En la última de las misivas Félix Millet agradece a su «amic Artur» su felicitación por haber recibido el premio de la Fundación Grupo 7, y añade: «El reconocimiento que representa este galardón me da fuerza para seguir trabajando puesto que sé que gozo del apoyo de amigos que, como tú, valoran mi compromiso con nuestro país».

Porque si Millet, Montull y Convergencia -con el exsecretario personal del presidente de la Generalitat y tesorero de esa formación política, Daniel Osácar, al frente-, se beneficiaron en cantidades millonarias de las mordidas en la obra pública de Cataluña era por «compromiso» con el país; es decir, por patriotismo... ¿Alguien lo duda?

Compartir

  • Compartir

publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Blogs

El coñazo catalán

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

El homenaje de Cañete a Carmen Fraga

PIDO LA PALABRA
Paloma Cervilla

Si Gabo hubiera sido franquista

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

A la caza del contrato

TERMINAL CERO
Luis Ayllón

Vídeo: Un Ejército «útil, cercano, moderno»

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

25-M: Examen nacional

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja

Todos algo uzbekos

En Uzbekistán se han enterado de que un personaje que se llama Urkullu dice que su tribu quiere una insurrección contra España

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.