Arte

ÚLTIMA HORA
El empresario David Marjaliza se niega a declarar y la Fiscalía pide prisión para él

Arte / henry moore

El alcalde de Londres pide a un regidor endeudado que no venda una escultura

Fuertes críticas a la decisión del ayuntamiento de Tower Hamlets de enajenar una obra, cedida en 1960 por el artista Henry Moore, para hacer frente a los recortes presupuestarios

Día 09/11/2012 - 01.16h

El director de cine Danny Boyle, el «héroe» responsable de las ceremonias de apertura y clausura de las Olimpiadas de Londres, está indignado. El alcalde del barrio en el que reside, Tower Hamlets, ha decidido este miércoles sacar a la venta una escultura pública que el artista británico Henry Moore vendió a precio de saldo en 1960 para deleite y disfrute de las clases populares que pueblan tradicionalmente este distrito al noreste de la capital británica. «El valor del arte disminuye al ser monetizado», denunciaba Boyle el miércoles por la noche, horas después de producirse la decisión.

El propio cineasta, responsable de Trainspotting y Slumdog Millionaire, firmaba una carta al director publicada este domingo en «The Observer» en la que varias personalidades de la cultura londinense, como el director de la Tate Gallery, Nicholas Serota, se rebelaban contra la posibilidad de su venta.

Pero el alcalde independiente de Tower Hamlets, Luftur Rahman, ha decidido no atender ni a los «ilustres» ni el consejo de sus concejales de no desprenderse de la obra, titulada «Mujer sentada tapada» (Draped Seated Woman en inglés). «No aporta ningún beneficio tangible a nuestra comunidad», ha defendido. «Si lo que ingresemos [con su venta] permite construir vivienda social de calidad, será un homenaje muy adecuado para un gran artista y un gran socialista», ha defendido, cínicamente.

La destrucción provocada por los bombardeos nazis en suelo inglés dejaron al escultor inglés Henry Moore con una visión: la de hacer el arte accesible a las clases trabajadoras que habían sostenido el esfuerzo de guerra. El propio Moore, hijo de un minero y nacido en la localidad de Castleford en 1898, fue reclutado como artista bélico durante la Segunda Guerra Mundial. De aquella época quedan sus conocidos dibujos de londinenses durmiendo en los refugios anti-bombas del metro de Londres. Su propia casa en el barrio de Hampstead, la colonia de artistas y progresía intelectual al norte de Londres, fue dañada por los proyectiles en 1940. Se mudó entonces con su mujer a una granja en Hertfordshire, al norte de la capital, donde mantuvo su estudio y su vida hasta su muerte en 1986.

Al alcalde Rahman ni siquiera le ha importado que varios descendientes del propio artista hayan criticado la decisión. «El problema de vender la plata de la familia es que, una vez la has vendido, ya no vuelve», ha afirmado su hija Mary. Su nieto Gus Moore Danowski, de 35 años, explica a «The Evening Standard» que «entiendo que es necesario buscar fondos, pero si vendemos todos nuestros tesoros nos quedamos sin nada para elevarnos el espíritu».

Posible subasta en Christie's

Este jueves, el propio alcalde de Londres, Boris Johnson, ha expresado en un comunicado su «decepción» por la decisión del concejo de Tower Hamlets –que es una autoridad municipal independiente– y ha solicitado que «reconsideren» la decisión.

La obra se instaló en un complejo de viviendas sociales del barrio en 1962. Tiene tres metros de altura y pesa 1,6 toneladas. Y enseguida pasó a ser conocida como «la vieja Flo» (Old Flo en inglés). Los vecinos podían verla desde sus cocinas. Y los niños jugaban a su alrededor. «La presencia de la escultura era una demostración de la convicción de postguerra de que cualquier, fueran cuales fueran sus orígenes, debería tener acceso a obras de arte de la mejor calidad», aseguraba la carta publicada en el «Observer».

La escultura, una mujer vestida recostada en un banco, no siempre fue del gusto de todos los vecinos. Sufrió numerosos ataques vandálicos hasta que, en 1997, fue cedida al Parque de Esculturas de Yorkshire para su restauración. Allí, la escultura espera sentada que se resuelva su futuro. El alcalde de Londres se ha sumado a quienes defienden su «repatriación» al este de Londres, al museo municipal en los Docklands (muelles). Pero, si el alcalde se hace con la suya, la obra podría ser subastada por Christie's tan pronto como febrero. Algunas estimaciones sitúan su valor en unos 25 millones de libras.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
N. PULIDO Hasta el 8 de febrero se expone en la primera pinacoteca española una de las mejores colecciones del género

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Últimos Posts
    Portada de Blogs
    Lo último...

    Not Found


    HTTP Error 404. The requested resource is not found.

    Últimos vídeos

    El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.