Madrid

Madrid / PERFIL

Cristina, Rocío, Katia y Belén: cuatro vidas truncadas en la tragedia del Madrid Arena

La avalancha de la fiesta de Madrid Arena ha conmocionado a todo el país y destrozado a sus padres, hermanos, abuelos, tíos, amigos... Sus vidas estaban llenas de sueños y proyectos

Día 06/11/2012 - 02.14h
Cristina, Rocío, Katia y Belén: cuatro vidas truncadas en la tragedia del Madrid Arena
ABC
Cristina Arce, Rocío Oña, Belén Langdon y Katia Esteban

La tragedia de la macrofiesta de Madrid Arena ha conmocionado a todo el país y hundido a sus padres, hermanos, abuelos, tíos, amigos... Nunca debió haber pasado. Pero ocurrió. Katia, Rocío, Cristina y Belén. Son los nombres de las cuatro jóvenes madrileñas que fallecieron en la avalancha que se originó en la fiesta de Halloween celebrada en el recinto Madrid Arena de la Casa de Campo. Las dos primeras eran compañeras de instituto. Ambas tenían 18 años recién cumplidos. La tercera era la hija del ex edil socialista de Daganzo, Ángel María Esteban. La cuarta, Belén Langdon, hace unas horas que ha sido despedida en la catedral de Alcalá de Henares.

Cuatro jóvenes con sueños, ilusiones y proyectos de futuro que se han visto truncados. Han dejado un vacío en sus hogares que algunos, como el padre de Katia, describían así en su perfil de Facebook:

«Aunque no es de tu generación, quiero llorarte con esta canción –Tears in Heaven de Eric Clapton–. Ya no te escucharé cantar alegre por la casa, ni las peleas de celos con tu hermana. Los altavoces tañen vacíos en tu mesa y alegría desbordante dejara de soltar carcajadas de tu pecho. Dejarás hueco en los corazones de la gente y no tendré que esperar más ya tu regreso. Y aunque siempre me decías dónde ibas, esta vez no lo he escuchado. ¿Dónde estás? Yo me pregunto y no oigo respuesta a mis palabras, pero si el Facebook llega al cielo, que sepas cariño que te quiero. Sé que te has ido en paz por tu psicóloga, sé que con mama estarás acompañada, tu hermana y yo recordaremos que la alegría que se ha ido esta madrugada, en el recuerdo no olvidaremos. Un beso cielo. Te queremos», publicó anteayer.

Cristina, Rocío, Katia y Belén: cuatro vidas truncadas en la tragedia del Madrid Arena
Katia Esteban

Katia hacía poco que había perdido a su madre, Alicia. Vivía en Daganzo y estudiaba Bachillerato de Ciencias Sociales en un instituto de Alcalá de Henares. El cariño que le tenía a sus familiares ha quedado reflejado en cada una de las fotografías que ha dejado en su cuenta de Facebook. En muchas de ellas sale abrazada a su hermana, Tania. Ésta ha comenzado una batalla por demostrar que en el Madrid Arena se vendieron más entradas de las que permitía el aforo.

Cristina y Rocío, amigas de toda la vida

Cristina, Rocío, Katia y Belén: cuatro vidas truncadas en la tragedia del Madrid Arena
Cristina Arce y Rocío Oña

Cristina Arce fue a la fiesta con su amiga Rocío Oña. Se conocían de toda la vida. Eran amigas íntimas y compartían su vida en un instituto de Alameda de Osuna. Sus amigas estaban destrozadas el día que conocieron la noticia. «Buenas, divertidas, inteligentes, responsables». Todos las describían de la misma manera. Vivía con sus padres, que están completamente destrozados, y su hermana mayor.

Rocío también había ido acompañada de su novio a la fiesta. Había acabado hace un año el bachillerato en el Colegio Bristol para comenzar una prometedora carrera de Derecho en la Universidad y estaba sacándose el carnet de conducir. Proyectos y más proyectos.

Belén Langdon no tenía pensado ir

Cristina, Rocío, Katia y Belén: cuatro vidas truncadas en la tragedia del Madrid Arena
Belén Langdon

Es la única menor de entre las jóvenes fallecidas. Sus padres se encontraban en Brasil -su padre, arquitecto, tenía un trabajo y su madre había ido a visitarlo- cuando resultó gravemente herida en la avalancha de la fiesta de Halloween. Fue trasladada al Doce de Octubre, aún con restos de su disfraz, en estado muy crítico. Allí falleció dos días después. Sus padres viajaron desde Río de Janeiro para poder «rezar junto a ella», algo que ha consolado el profundo dolor de la pérdida de su hija.

Su familia es muy religiosa y su hermano, sacerdote, fue el encargado de darle la extremaunción. Hoy ha sido despedida en la catedral de Alcalá de Henares en un funeral oficiado por el obispo Juan Antonio Reig Pla, quien ha ensalzado la serenidad de sus allegados pese a su prematura muerte. Nicolás Langdon, su padre, aseguró ayer que la familia está viviendo con «mucha tristeza y mucho dolor» la pérdida de su hija, pero afirmó que su fe les ayuda a verlo con serenidad y paz. «Hay que aceptarlo», dijo.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.