Galicia

Furancho, el bar en la despensa de casa

Día 06/11/2012 - 17.32h

La familia Dávila Vilar continúa el camino que el abuelo paterno construyó en Ribadavia. Lo hizo en torno a una taberna que pasó a ser el punto de encuentro de los vecinos del concello, un lugar que sigue abierto tras 200 años de historia

Furancho, el bar en la despensa de casa
abc
El suelo de O Papuxa es de tierra para conservar mejor el vino

«Mentras os meus ósos carne estrelecida teñan, farei do meu vivir unha taberna. Donde mil voces do beber esposas che canten a todas horas, a ti cousa suprema que te chamas viño, unha canción tan ronca como eterna». Son algunos de los versos que José Dávila Lorenzo componía mientras disfrutaba del vino que él mismo elaboraba, acompañado de un pincho y entre amigos. Todo en su taberna, en el «Ateneo Petip Papuxa», como se conocía en los años 60.

Hoy, su hijo José Manuel continúa dando vida a O Papuxa, uno de los pocos furanchos —lugar donde los particulares venden el excedente de vino de sus cosechas— que se conservan en Galicia. De obligada parada a su paso por Ribadavia, esta vivienda del siglo XII rezuma esencia de antaño, plasmada a lo largo de las paredes del local. Su suelo, de tierra, «porque mantiene mejor la humedad y el frescor del vino», puntualiza José Manuel.

De taberna a buhardilla bohemia

Los olores se mezclan entre la tierra mojada, la panceta asada, el chorizo casero, las sardinas ahumadas o la empanada de raxo. Y entre medias, alguna conversación termina con un cántico improvisado acompañado, siempre, de una guitarra. Porque «O Papuxa no es un negocio normal. Es un sitio distinto, siempre lo fue y así lo seguirá siendo», sentencia su antiguo propietario, a sabiendas de que el nuevo decreto anunciado por la Xunta —que obliga a legalizar estos locales— puede cambiar muchas de sus tradiciones, aunque también potenciará su visibilidad.

Todo está escrito en sus paredes, en el suelo —pisado por relevantes personajes de España y destacados nombres en el ámbito de las artes—, en las puertas tapiadas y en los pasadizos ocultos. Una atracción por el pasado y la tradición que se conjuga con una búsqueda de lo auténtico. Y es que lejos de desaparecer, el local está en auge. Santiago Dávila, hijo de José Manuel, toma ahora las riendas de un negocio que, más allá de encontrar la rentabilidad, busca la satisfacción de los clientes. Santiago intentará no dejar morir un empleo que su abuelo decidió convertir en algo más: una buhardilla bohemia en la que se daban cita poetas, cantantes y cuencos de vino.

Tres generaciones

Lejos, pero muy presentes, quedan ya los años donde José Dávila Lorenzo recuperó la bodega —que ya funcionaba en el 1800— para convertirla en un lugar de encuentro. En los años 50, su hijo empezó a tomar nota de todo lo que se hacía y, lo más importante, de cómo se hacía. Grabó cada nota y cada estrofa. «Mi padre compuso una poesía en la que decía que tenía una taberna y no era tabernero y una bodega sin ser bodeguero», señala Manuel.

De aquella época recuerda que «metíamos las sardinas 24 horas en salmuera —técnica para conservar los alimentos—, las curábamos al humo durante dos días y luego se asaban». De hecho, cuando las bodegas del Ribeiro iban a negociar para vender el vino fuera, «venían a comprar aquí las sardinas ahumadas para llevárselas a sus clientes porque iba muy bien a la hora de probar el vino», señala.

Pero no solo se servían sardinas, tampoco podían faltar los chorizos. «Los asábamos envueltos en una hoja de verdura, hasta que en los años 90 apareció el papel de estraza. Con él se envolvían y se cocían también en vino o en sidra y lo que más trabajaba era la ladeira», anota. Los callos se hacían los domingos y los días de feria, «los preparaba mi abuela y hoy los prepara Santiago, que además hace unas empanadas de raxo, zamburiñas o pulpo muy buenas», asegura su padre.

Los más de 110 metros cuadrados de la taberna han absorbido todo el olor de más de 200 años de historia. «Debería ser un santuario», constata al unísono toda la familia.

«Abrir solo tres meses nos resultará difícil»

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es Galicia en ...

Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.