Elecciones EE.UU. / la fecha electoral

Elecciones EE.UU. 2012: El primer martes después del primer lunes de noviembre

Día 27/10/2012 - 00.15h
Temas relacionados

Las prácticas religiosas y las obligaciones agrarias fijaron una norma que se mantiene vigente desde 1845

Elecciones EE.UU. 2012: El primer martes después del primer lunes de noviembre
AFP
Dos jóvenes observan la intervención de Obama en uno de los debates en una lavandería de Los Ángeles

Estados Unidos celebró sus primeras elecciones presidenciales entre el 15 de diciembre de 1788 y el 10 de enero de 1789, de las que resultaría vencedor George Washington. A partir de ese momento, la fecha de los comicios fue variando hasta que en 1845 se estableció una norma que ha llegado hasta nuestros días: la cita con las urnas habría de tener lugar el primer martes después del primer lunes de noviembre de los años bisiestos. El país se desmarcaría así de la mayor parte de las naciones avanzadas, donde el día más común para que los electores acudan a votar es el domingo. Una nueva excepción estadounidense cuyas raíces hay que buscar en la agricultura y la religión.

En pleno siglo XIX, Estados Unidos seguía siendo un país predominantemente agrario. La recolección de las cosechas marcaba los tiempos por los que se regían la mayor parte de sus habitantes. Noviembre, cuando esta actividad había sido llevada a cabo y los campos aún no estaban tan anegados por la lluvia como para impedir los desplazamientos ni los caminos bloqueados por la nieve, era el mes más propicio para que los ciudadanos ejerciesen sus derechos electorales.

La decisión de establecer los comicios un martes estuvo motivada igualmente por la estructura demográfica del país pero también por sus prácticas religiosas. Con una amplia profusión de núcleos rurales dispersos por los vastos territorios de la nación, era común que los electores se viesen obligados a desplazarse a localidades más pobladas para hacer su elección. Muchas veces debían partir el día anterior para acudir a la cita. Y es ahí donde irrumpe el factor religioso. País devoto como pocos, no veía razonable celebrar las elecciones un lunes ya que ello obligaría a muchas personas a iniciar su viaje el domingo, impidiéndoles asistir al culto religioso.

Ahora bien, ¿por qué no celebrar los comicios entonces el primer martes de noviembre? La razón, una vez más, hay que buscarla en la religión. El 1 de noviembre es la festividad de Todos los Santos y en caso de que cayese en martes, entraría en conflicto con la tradición de los católicos de acudir a misa esa jornada. A ello se añade un motivo más profano: la costumbre de muchos comerciantes de hacer el balance de sus cuentas del mes anterior el primer día del mes en curso. Se pretendía evitar así que una mala evolución del negocio influyese en sus decisiones. Desde entonces, la sagrada tradición se mantiene vigente.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

BLOGS - Elecciones EE.UU. 2012

Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.