Cultura

Cultura

Cultura

El español: del dicho al hecho

Día 21/09/2012 - 12.20h
Temas relacionados

Nuestro idioma ha quedado relegado a «lengua de traducción» en la Unión Europea; la supuesta operatividad y la tradición juegan a favor del inglés, el francés y el alemán en las instituciones internacionales

Lo hablan 450 millones de personas en todo el mundo. Se ha convertido en la segunda lengua de enseñanza detrás del inglés, y también es la segunda más empleada en internet. Se está extendiendo permanentemente en Estados Unidos, donde los prohombres del español dicen que nuestro idioma se juega el futuro, y se ha impuesto como lengua extranjera obligatoria en Brasil (casi 200 millones de habitantes). A pesar de ello, la «oficialidad» del español en las instituciones internacionales se ha diluido. Pierde terreno, y no sólo frente al inglés.

Los autores del libro «El español en las relaciones internacionales» reflexionaron ayer sobre este fenómeno. La progresiva aceptación del inglés y el francés como duopolio lingüístico en las esferas de negociación es «altamente nociva» para los intereses de nuestra lengua, indica el volumen presentado ayer en el Espacio Fundación Telefónica (Madrid).

Más allá de los motivos evidentes (ingleses y franceses fueron miembros fundadores de la ONU y de la CEE, y sus idiomas prevalecieron), hay otros: «El peso económico y político de un estado influye directamente en el uso de su lengua en el seno de las organizaciones a las que pertenece», señaló David F. Vítores, coautor del libro. Las lenguas empleadas se han impuesto por la «fuerza de la costumbre», y el español ha quedado relegado como «lengua de traducción», explicó el doctor en lengua española y literatura.

El diplomático y escritor Javier Rupérez, que también firma el volumen, se refirió a Nebrija para subrayar la idea de que «siempre la lengua fue compañera del imperio». El autor de la Gramática castellana (1492) evidenciaba en el prólogo de su obra que el idioma es, y con mucho, una herramienta de influencia y poder.

La «gresca lingüística» de la UE (con 27 miembros y 23 lenguas oficiales diferentes) «es un problema grave desde el punto de vista económico», señaló Rupérez, y una engañifa desde el punto de vista formal: todas son «lenguas de trabajo» sobre el papel, pero de facto sólo se emplean tres: inglés, francés y alemán.

No obstante, David F. Vítores reconoció durante su intervención que empeñarse en operar en varias lenguas tiene sus inconvenientes: «Más allá del coste –2,5 euros por europeo es el gasto del servicio de intérpretes, según Bruselas–, ralentiza enormemente los trabajos de estas instituciones».

Mirando a América

Fuera del entorno europeo, Javier Rupérez, el que fuera embajador de España en Estados Unidos aseguró que nuestro idioma se juega el futuro en aquel país. La cuestión actual es «la tensión entre la lengua internacional que ya somos y la lengua franca que no somos», explicó. «Ese salto sólo se podrá producir si hay un aumento significativo de hablantes y, de forma nativa, donde se puede producir ese aumento es en Estados Unidos».

Que la partida del español se juega en América es una idea compartida por Fernando R. Lafuente, director de ABC Cultural y ex director del Instituto Cervantes, que inició su intervención con una cita premonitoria del escritor Alfonso Reyes. Decía el mexicano en Visión de Anáhuac, en 1915: «Si el orbe hispano de ambos mundos no llega a pesar sobre la tierra en proporción con las dimensiones territoriales que cubre, si el hablar en lengua española no ha de representar nunca una ventaja en las letras como en el comercio, nuestro ejemplo será el ejemplo más vergonzoso de ineptitud que pueda ofrecer la raza humana».

«La sociedad española tiene miedo escénico de la verdadera potencia del español en el mundo», señaló el profesor y crítico literario: «El gran país que habla español es México, con más de 100 millones de personas, y el segundo, Estados Unidos. España "sólo" ocupa el tercer puesto». Lafuente es uno de los diez autores que complementan el cuerpo analítico de «El español en las relaciones internacionales» con un epílogo abierto a otras muchas preguntas («Diez acotaciones»). Comparte capítulo con Santiago de Mora-Figueroa, Emilio Lamo de Espinosa, Fernando García Casas y Álvaro Delgado-Gal entre otros.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
N. PULIDO Hasta el 8 de febrero se expone en la primera pinacoteca española una de las mejores colecciones del género

Sigue ABC.es en...

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Project Shell»
«Project Shell»
Encuentros digitales
El empresario Hugo Castejón se pasa a la música y presenta a los lectores de ABC.es su single «Dance la noche»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Not Found


HTTP Error 404. The requested resource is not found.

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.