Ciencia

Ciencia

Un científico ruso propone un ascensor desde la Tierra a la Luna para el transporte de cargas

Habría que construir un cable de hasta 400.000 kilómetros fabricado con nanotubos de carbono

Día 19/09/2012 - 13.35h

Compartir

El científico del Instituto de Astronomía ruso, Alexander Bagrov, ha propuesto crear un elevador por cable fabricado con nanotubos de carbono que permita transportar carga desde la Tierra a la Luna. A su juicio esta es «la única variante viable a las naves espaciales para abaratar el coste del transporte».

Bragov ha explicado que el transporte de carga de la Luna hasta la Tierra es un asunto clave para «la explotación de los recursos naturales en el subsuelo» y podría realizarse mediante un elevador espacial fabricado con ayuda de nanotecnologías.

Para construir este artefacto se podría tender un elevador por cable desde la Luna hasta la Tierra de 400.000 kilómetros. Lo importante, según el científico, es que «el elevador no llegue hasta la superficie, sino que quede suspendido a una altura de 50 kilómetros».

Bagrov ha dicho que para elevar o bajar el ascensor se debe crear un cable de características excepcionales, es decir, extremadamente ligero y al mismo tiempo mucho más resistente que el acero. A juicio del científico, ese cable puede ser fabricado con nanotubos de carbono de apenas un milímetro de diámetro, que por su enorme longitud tendría un peso aproximado de 20 toneladas.

Sobre el proceso, ha indicado que para transportar la carga desde la Tierra hasta el elevador «se pueden utilizar cohetes ligeros» mientras que la carga que venga desde la Luna se podría lanzar en paracaídas.

Mediante este sistema los equipos automatizados de extracción de minerales, vehículos y las bases para cosmonautas serían transportadas desde la Tierra hasta el elevador en órbita con cohetes convencionales, y desde allí mediante el ascensor hasta la Luna.

Los cálculos citados por el experto indican que el elevador propiamente dicho podrá transportar cargas de hasta cinco toneladas y que la duración de una partida de carga en una dirección puede durar hasta un mes o menos.

En cuanto a los problemas tecnológicos de su proyecto, Bagrov ha señalado que la ciencia «debe desarrollar la tecnología para unir o tejer las nanofibras de carbono a nivel industrial» para obtener cables ultra delgados y de varios centenares de miles de kilómetros de longitud, que, al unirse alcancen los 400.000 kilómetros. Del mismo modo, el científico ha resaltado la necesidad de crear un recubrimiento superconductor de ultra altas temperaturas que envolverá el cable para el elevador.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.