Sociedad

Sociedad

Cristianos iraquíes, la última esperanza

220 cristianos caldeos han viajado especialmente desde Iraq para ver al Papa en el Líbano

Día 16/09/2012 - 04.25h

Compartir

Entre las miles de personas que han esperado hoy al Papa con la máxima expectación en el Palacio Presidencial de Baabda, donde el Pontífice se ha reunido con los principales líderes políticos y religiosos del Líbano, se encontraban más de 220 cristianos caldeos que han viajado especialmente desde Iraq para la histórica ocasión.

Los cristianos caldeos de Iraq constituyen una de las comunidades cristianas más antiguas del mundo pero tras la invasión estadounidense de 2003 han sufrido, junto a otros cristianos iraquíes, persecuciones, matanzas, torturas y la inevitable huida. Antes de 2003 se calcula que había más de un millón de cristianos viviendo en Iraq, una cifra que en estos años se ha reducido drásticamente hasta alcanzar los 450.000 según ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

«La visita del Papa al Líbano constituye una bendición para todo Oriente Medio y sirve como recordatorio de que hay todavía esperanza para los cristianos iraquíes» ha declarado el Padre Jamal Zako a AFP. El religioso ha recordado que la única forma para devolver la paz a Iraq es el perdón y la coexistencia.

Vapuleada por la guerra, la ocupación estadounidense y la violencia sectaria en los últimos años y una implacable dictadura de décadas, el multiconfesional Iraq es hoy un terrible espejismo de lo que fue. De acuerdo con ACNUR, desde 2003 a Mayo de 2012, unos 900 cristianos han sido asesinados, mientras que aproximadamente 200 han sido secuestrados, torturados y liberados tras el pago de cuantiosos rescates.

Pero los iraquíes que han viajado a Beirut creen que existe todavía esperanza para su país y agradecen profundamente el mensaje de paz y tolerancia traído por Benedicto XVI al convulso Oriente Medio.

Emocionados ante la fugaz visión del papamóvil camino del palacio presidencial han gritado «Larga vida al Papa» sin que algunos hayan podido reprimir las lágrimas.«Queremos vivir en paz», ha dicho el Padre Jamal Zako, «hoy siento que no debemos perder nunca la esperanza a pesar de todo lo que ha ocurrido. Un día los iraquíes volveremos a vivir en paz».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.