Cine

Cine

Cameron Bailey: «No tenemos razones para rivalizar con Venecia»

El director artístico del Festival de Toronto ha charlado con ABC sobre la muestra y la temporada de premios que ahora comienza

Día 15/09/2012 - 03.47h

Compartir

Cameron Bailey pasa buena parte de su vida sentado en una butaca de cine, y también emplea un buen número de horas a bordo de los aviones que lo trasladan hasta esa butaca. Como codirector, principal programador y director artístico del Festival de Toronto, tiene que evaluar cientos de películas al año en los cinco continentes... y decidir cuáles son adecuadas para mostrar al público canadiense. En su cuenta de Twitter (@cameron_tiff) se relaciona activamente con los fans del festival y va dando pistas sobre las cintas que, cada mes de septiembre, buscan a orillas del lago Ontario su plataforma de lanzamiento hacia losOscar.

–¿Cómo está yendo el festival de este año?

¡Está yendo realmente bien! Ya estamos en la segunda mitad... La primera ha ido muy bien, con grandes películas y con una muy buena respuesta por parte del público. Se siente la energía positiva en toda la ciudad.

–¿Se están llenando los cines? ¿Cómo está siendo la asistencia en cifras?

¡Está siendo magnífica! Anoche estuve en la premiere de «Hanna Arendt» y el cine estaba lleno, había unas 1.400 personas y tuvimos una gran sesión de preguntas y respuestas después de la proyección. Eso es justo lo que nosotros pretendemos.

–Las primeras diferencias que nota quien viene desde Venecia son la respuesta del público y la implicación de los voluntarios...

Sí, creo que son dos de los factores que marcan Toronto. Hay diferencias culturales entre Norteamérica y Europa, tenemos una cultura cinematográfica más informal. Somos festivales de público, y eso hace que el público sea muy importante para nosotros. Los voluntarios son clave, porque nos ayudan a que la gente vaya donde realmente tiene que ir. ¡2.300 voluntarios trabajan con nosotros cada año! Dependemos de ellos y no solo por su trabajo, sino también por su espíritu. Son nuestros embajadores, son tan entusiastas del cine como nosotros.

–¿Existe rivalidad entre Venecia y ustedes por convertirse en el festival de referencia cada mes de septiembre?

Honestamente, no creo que haya mucho de eso. Alberto Barbera lleva muchos años siendo nuestro amigo, comemos y cenamos con él, hablamos de cine, estamos todos en el mismo juego. Intentamos acercar a la gente películas que no son fácilmente accesibles para el público. Creo que tenemos muchas más semejanzas que diferencias, no creo que haya razones para ese tipo de rivalidad.

–Entonces, ¿cómo eligen unos productores si van a Venecia o vienen a Toronto?

Un festival siempre intenta tener las películas con las que cree que puede trabajar mejor, y por eso siempre habrá cintas por las que Venecia pueda hacer más cosas que Toronto. Ellos tienen muchos más medios europeos acreditados, y hay películas a las que les beneficia ser estrenadas en Europa, con los medios europeos. Toronto es un festival muy de público, tenemos películas que conectan con la gente... y si ves la respuesta emocional que recibieron «Slumdog Millionaire» o «El discurso del rey», te das cuenta de que Toronto fue un gran festival para ellas. Cada festival tiene sus fortalezas, pero todos intentamos hacer lo mismo.

–¿Por qué Toronto sigue siendo una muestra no competitiva?

Porque insistimos en que siga siendo así... (ríe)

–¿Por qué?

Es un debate que mantenemos todos los años. ¡Es cierto! Toronto comenzó como un festival no competitivo, fue algo deliberado. No queríamos ser como Venecia, Berlin o Cannes. Los fundadores del festival quisieron algo más informal, que tuviera un espíritu más norteamericano, no querían que los cineastas vinieran con la ansiedad de competir con otros colegas, de ver si ganaban algún premio. A lo largo de los años siempre le damos vueltas a esa decisión... y siempre llegamos a la conclusión de que es la decisión correcta para mantener lo que somos como festival. Yo estoy dividido, tener una competición tiene muchas ventajas... pero por otro lado me gusta que los directores vengan para encontrarse con el público. Creo que el premio que tenemos, elegido por la audiencia, es el adecuado.

–Y además ha servido muchas veces como indicador de lo que ocurrirá en los Oscar...

Esa es una parte importante de la estrategia de las productoras que traen sus películas hasta aquí, pero no es parte de nuestro trabajo. ¡No tengo manera de influir en lo que hace la Academia de Hollywood! (ríe)

–¿De verdad? ¿El tema no sale en las conversaciones con las productoras?

No, de verdad. En su terreno, cuando planean el marketing o la campaña de premios para sus películas... seguro que piensan en Toronto en ese sentido. Se ha comprobado que tenemos exito a la hora de lanzar películas. Pero todo lo que nosotros hacemos es ponerlas ante los ojos del público, y el público responde, positivamente o no. La fuerza de esa respuesta puede ayudar a la campaña de los Oscar, pero no podemos hacer nada más que eso.

–Usted suele decir que no es bueno haciendo quinielas...

¡Soy terrible! No, no puedo hacerlo...

–Elija una película de este año y díganos cómo puede funcionar en los Oscar...

Solo puedo ser como todo el mundo y escoger la película que a mí me gustaría que tuviese nominaciones, pero más allá de eso... no tengo ni idea. Sé que tenemos grandes películas este año, por ejemplo «Amour» de Michael Haneke. Ganó la Palma de Oro en Cannes, creo que es una cinta muy potente y me encantaría que fuese nominada como Mejor Película de Habla no Inglesa. Ha estado antes en los Oscar, con «La cinta blanca». Sería maravilloso... pero esto no es una predicción. (ríe)

–¿Cuántas películas ve al año?

Como unas 700 u 800...

–Es una cifra que marea...

¡Cuando lo pienso... me siento exhausto! Trato de no pensar en la cifra, es como cualquier trabajo que requiere hacer siempre lo mismo, pero de forma diferente. Y esa que hago siempre es ver películas. Siempre trato de tomar notas para que permanezcan frescas en mi cabeza. Es lo que me gusta, no lo tomo como algo complicado, me encanta ver películas.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
N. PULIDO Hasta el 8 de febrero se expone en la primera pinacoteca española una de las mejores colecciones del género
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Project Shell»
«Project Shell»

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla

Not Found


HTTP Error 404. The requested resource is not found.

Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.