Galicia

Galicia

Galicia

En busca de la ciudad inteligente

Familias y empresas rurales podrán optar a ayudas de hasta 500 euros para contratar Internet vía satélite

Día 12/09/2012
Familias y empresas rurales podrán optar a ayudas de hasta 500 euros para contratar Internet vía satélite

Compartir

Teléfonos inteligentes, tablets, agendas electrónicas y los ordenadores portátiles han ayudado a propiciar la necesidad de estar conectados las 24 horas del día. Por ello, ofrecer cobertura de red tanto a empresas como a ciudadanos ha pasado de ser una mera opción a convertirse en un menester. Y en ello trabaja, desde el 2009 con la puesta en marcha del Plan de Banda Ancha 2010-2013, la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega), dependiente de la Xunta.

Después de conseguir que el 90% de la población gallega esté, a día de hoy, conectada a Internet a través de banda ancha -cuando el plan se echó a andar tan solo el 70% lo estaba-, el último objetivo del programa pasa ahora por intentar solucionar el problema de conectividad en las zonas rurales de difícil acceso. Así lo trasladó ayer la directora de la Agencia, Mar Pereira que, en una entrevista concedida a ABC, afirmó que «la única opción viable en esos sitios es la conexión vía satélite».

Una tecnología que requiere de unas instalaciones específicas y, a la vez, costosas. Para paliar el efecto, desde el Ejecutivo autonómico se pondrán en marcha líneas de ayuda por valor de 500 euros en cada uno de los hogares que soliciten este tipo de conectividad, con el objetivo de «financiar el coste de equipamiento y la instalación. Después, la entidad colaboradora asumirá los gastos del alta de línea y el primer mes. Así, los usuarios solo tendrán que pagar las cuotas mensuales», remarcó. Unas cuotas que dependerán del tipo de compañía pero que oscilarán entre los 25 euros por dos megas a los 30 por ocho.

Aunque dicho montaje requiere de cierto presupuesto, Pereira no lo contempla como un gasto, sino como una inversión, porque ésta «es la única opción» para muchas zonas, «fundamentalmente para algunos núcleos de población situados en A Baixa Limia en Orense o A Mariña Central en Lugo», especificó. Varios puntos negros situados por toda la geografía gallega que incluso llegan a asentarse a escasos kilómetros de distancia de las grandes ciudades, consecuencia de «la difícil orografía que tenemos».

Pero con esta tecnología se pretende romper, por un lado, con «la barrera económica que suponía la contratación de un servicio para muchos ciudadanos» y, por otro, con las diferencias tecnológicas entre las dos provincias atlánticas (La Coruña y Pontevedra) y las del interior de la Comunidad (Lugo y Orense). Esta separación digital, que antes de poner en marcha el plan alcanzaba el 15%, se sitúa ahora en tan solo el 3,8%.

Hasta 100 megas

«En esa línea, avanzamos, pero el plan tiene otro objetivo: no quedarnos atrás en el desarrollo de redes punteras», avanzó la directora de la Amtega. Un extremo en el Galicia ocupa una posición puntera gracias a su rápido despliegue de las redes de nueva generación, conocidas en el campo como las Redes NGAs, las cuales permiten obtener un ancho de banda de hasta 100 megas. Esta alta capacidad de navegación viene determinada por las preferencias y los nuevos usos en la red, «dado que cada vez más usuarios utilizan servicios online, como servicios en nube», constató.

Las redes de nueva generación, todavía en fase inicial de desarrollo, ya llegan a un total de 600.000 gallegos, aunque se prevé que en un futuro se expandan por todo el territorio de Galicia. Pero si se trata de hablar de futuro, Pereira lo tiene claro: «El fin último es facilitar que un ciudadano pueda, a las 12 de la noche, hacer gestiones administrativas, compras, etc. Para ello, perseguimos que la Xunta tenga una ventanilla única que permita que todos esos trámites se puedan realizar las 24 horas del día, en cualquier momento y sin tener que desplazarse», aseguró. Si bien en la actualidad cualquier procedimiento nuevo ya consta de capacidad telemática, el reto pasa ahora por adaptar los viejos sistemas «poco a poco» a la red.

Un 3G urbano

Pero la carrera tecnológica va mucho más allá de lo factible a día de hoy, pues contempla campos que dejarán de ser abstractos dentro de «cinco o diez años». El 3G globalizado y libre, que varios ayuntamientos gallegos han puestos en marcha, se podría trasladar no solo a los espacios públicos, sino a los objetos concretos.

«Las ciudades del futuro no solo van a demandar wifi con los usos de hoy, sino para conectar una vigilancia inteligente de la ciudad. Habría que ver cuál sería la instalación adecuada no solo para que se conecte el ciudadano, sino para que se conecte la ciudad: un control remoto inteligente del tráfico, de saneamiento, eficiencia energética... Se trata de crear ciudades inteligentes con conectividad coherente y factible», sentenció Pereira.

Aunque suene a ciencia-ficción, «hace cinco años era imposible imaginar lo que sería un smartphone».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es Galicia en ...

Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.