Cataluña

Cataluña

Playas libres de humo

Día 03/09/2012 - 20.23h
Temas relacionados

La costa de Sant Feliu de Guíxols cuenta con las dos primeras zonas donde se prohíbe fumar

Los fumadores más reticentes a dejar el cigarrillo han encontrado otra razón para soltar humo por la cabeza este verano. Si primero fue la «Ley Antitabaco», que prohibía fumar en todos los espacios cerrados, ahora también tienen restringidas determinadas zonas al aire libre.

Al menos así sucede en Sant Feliu de Guíxols, donde el Ayuntamiento ha habilitado dos de sus playas como espacios libre de humo para este verano. "Somos pioneros en implantar esta medida en todo el litoral catalán, adecuada a la actual legislación sobre el tabaco", asegura Joaquín Clarà, regidor de servicios públicos y playas de Sant Feliu. Con ésta, ya son tres las localidades españolas que han eliminado los cigarrillos de sus costas: también se apuntaron las playas de Mogán (Gran Canaria) y dos playas de Baiona (Galicia).

En Sant Feliu, aparte de colgar el cartel, han acompañado la medida de un refuerzo de ceniceros en la "playa de fumadores". "Hemos trabajado con Cruz Roja para que reparta más de 2.000 ceniceros entre los bañistas", comenta Clarà. Pero no se conforman con esto: dentro de este proyecto de "mejora de las playas", tienen planteado la creación de una guardería infantil, la instalación de puntos de encuentro por si se pierden los niños y la adaptación de una cala para el acceso con perros. "Pusimos una señal que permitía la entrada de perros en una playa no adaptada para el baño, pero es zona portuaria y Puertos de Cataluña nos instó a retirar los carteles", cuenta Clarà. "La gente, pese a la retirada de los letreros, sigue yendo por costumbre, pero pensamos adaptar la cala Jonques, donde sí se pueden bañar, con papeleras y bolsas especiales para los excrementos", añade Clarà.

La medida, por norma general, ha sido bien recibida por vecinos y turistas, que ven en esta prohibición una forma de mantener la playa más limpia."Me parece bien, molestan el humo y, sobre todo, las colillas que tiran en la arena", afirma Marichel Ortuño. "Creo que es una buena idea, siempre que haya dos playas, una para quien le moleste el humo y otra para quien no", opina Mario Sierra, turista en la zona. La penalización por infringir esta prohibición, sin embargo, genera reacciones diveras.

Mala señalización

La multa por fumar en este espacio oscila entre los 50 y los 300 euros. "La multa es proporcionada, está indicado en la entrada y saben que no se puede hacer", apoya Marichel. Para otros, en cambio, la señalización actual no resulta suficiente. "Me parece excesiva, porque al entrar no he visto ningún cartel", afirma Mario. En términos similares se expresa Elena Fernández, también turista. "Siempre y cuando den un margen informativo estoy de acuerdo con que se imponga la multa", concluye.

Desde el consistorio reconocen que la señalización podría mejorar. "Es cierto que el letrero, pese a estar en la entrada, es pequeño", acepta Clarà. "El año que viene aumentaremos las dimensiones de las señales en ambas playas, pese a que en Sant Pol ya es más grande", plantea.

Pese a todo, desde el Ayuntamiento valoran positivamente la medida, que seguirá implementada el próximo verano. "No ha habido multas ni enfrentamientos entre los bañistas, que era nuestro mayor temor. Si alguien encendía un cigarrillo, los vecinos avisaban y el fumador se desplazaba a la playa de al lado, se ha mostrado un ejemplo de civismo", asegura Clarà, que opina que esta dinámica se impondrá en el resto de costas paulatinamente.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.