España

España

España, refugio estival de delincuentes internacionales

La audiencia nacional tramita una media de cuatro peticiones de extradición diarias en los meses de julio y agosto

Día 04/09/2012 - 20.17h
España, refugio estival de delincuentes internacionales
archivo

Compartir

Es sábado y finales del mes de agosto. Siete agentes de la Policía Nacional suben a Robert M. desde los calabozos de la Audiencia Nacional hasta el despacho del juez Ismael Moreno. El magistrado acepta la sugerencia de la policía de que el detenido declare esposado. Ha leído el historial criminal del ciudadano húngaro de 41 años que aguardaba en los calabozos. Varias condenas. Por homicidios, por palizas por encargo, proxenetismo… llegó incluso a enterrar viva a una persona en Hungría. Robert M., experto en artes marciales y sobre el que recaía una Orden Europea de Detención (OED), es uno de los delincuentes más buscados en su país.

Fue detenido en Marbella, donde se refugiaba al calor de la Costa del Sol. Y no es el único. En las últimas Memorias de la Audiencia Nacional se advierte un aumento en las OED y las extradiciones durante los meses de julio y agosto. Los delincuentes internacionales eligen la costa mediterránea española como refugio en el que pasar inadvertidos entre la marea de turistas extranjeros que buscan sol, playa y tinto de verano.

Entre julio y agosto los calabozos de la calle Génova han acogido a 230 delincuentes reclamados por sus países de origen. La Audiencia Nacional es el tribunal que más de ellos entrega diariamente. La gran mayoría de los detenidos (176 de los 230) tiene procedencia europea y han sido arrestados en virtud de una Orden Europea de Detención. Los 54 restantes pertenecían a países extracomunitarios, que los reclamaban en el marco de las llamadas extradiciones. El balance demuestra la intensa actividad de la Audiencia, con cuatro detenidos al día. Estos jueces son los únicos de toda Europa que han asumido la competencia en materia de OED de forma exclusiva. Ningún otro tribunal del Estado les ayuda.

Robar una gallina

El perfil de los delincuentes internacionales que pasan por la Audiencia es muy variado, consecuencia de la diversidad de tipos penales en los países de la UE. Los jueces españoles se han visto obligados en numerosas ocasiones a tramitar OED por actividades que en España no constituyen un delito penal.

Algunos de los detenidos han tenido que comparecer en la Audiencia por robar gallinas, cerdos o tocones de árbol. En estos casos la decisión está abocada a la libertad desde el momento de la detención y, sin embargo, no hay más remedio que llevar a cabo todo el proceso y afrontar los gastos que ello supone para las arcas estatales.

El funcionario asignado tramita el expediente, se designa un letrado de oficio del Colegio de Abogados, se localiza al fiscal, el juez tiene que motivar su resolución elaborando un auto… El resultado es una inversión de tiempo y dinero por parte de Justicia. Además, al tener la Audiencia Nacional la competencia exclusiva en la tramitación de OED, el detenido tiene que desplazarse hasta Madrid desde donde quiera que fuese arrestado. En ocasiones, tras quedar libre, el arrestado se ve en mitad de la calle Génova, en pantalón corto y chanclas de playa, sin dinero para regresar al lugar donde la policía lo detuvo.

Por ello, los jueces de la Audiencia Nacional plantean la posibilidad de que las OED por delitos menores puedan ser tramitadas directamente por los juzgados más cercanos al lugar de la detención. «Eso ahorraría tiempo y dinero a la Administración de Justicia», explican varios jueces de instrucción. «No tiene ningún sentido pagar un avión de Andalucía a Madrid para traer a una persona acusada de robar unas gallinas, cuando va a quedar en libertad en cuanto comparezca aquí», apuntan los magistrados.

Ejecución de las entregas, otra tarea complicada

Cuando los jueces de la Audiencia Nacional deciden autorizar la entrega del delincuente se inicia la última fase de la OED: la repatriación al país que lo reclama. Es el país de destino el que sufraga los gastos del desplazamiento en avión.

Normalmente los estados envían a sus propios agentes de policía para recoger al preso, e incluso pilotar el avión que lo llevará hasta su país de origen. Pero alguna vez los presos han provocado incidentes. Varios pilotos se han negado a despegar con un detenido a bordo por temor a que ocurriera algún percance durante el trayecto.

Polonia, por ejemplo, espera a completar un avión entero con detenidos de OED, a los que recoge haciendo escalas en los diferentes países europeos. Con ello provoca que en repetidas ocasiones se haya excedido de los diez días que prevé la ley para la repatriación del detenido.

Pese a sus «imperfecciones», desde la Audiencia Nacional defienden esta «herramienta imprescindible» en la cooperación jurídica internacional dentro de los países europeos. Gracias a ella, Robert M. volverá a Hungría, y dará así por terminadas sus «vacaciones» a la española.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.