Madrid

Madrid

El corazón teatral de Madrid

Justo en el mismo lugar donde se alzaba el concurrido Corral del Príncipe, amante de comedias y representaciones teatrañes, se levanta hoy el Teatro Español

Día 22/08/2012 - 04.23h

Compartir

Dieciséis años antes de que en Londres abriera sus puertas el mítico The Globe shakesperiano, en el Corral del Príncipe se ofrecían representaciones teatrales al público madrileño. Justo en el mismo lugar donde se alzaba aquel concurrido corral de comedias se levanta hoy el Teatro Español. Tal vez convenga mencionar que el edificio de The Globe que puede visitarse en la capital británica es una bonita réplica inaugurada en 1997 a unos doscientos metros de donde estaba situado el original. Este dato viene a subrayar, por si se necesitara hacerlo, la continuidad del enclave sito en el número 25 de la calle del Príncipe como corazón teatral y testigo de la historia de Madrid, y la singularidad del coliseo capitalino como insoslayable referencia escénica de la cultura española.

Cuentan las crónicas que el Corral (y luego Teatro) del Príncipe empezó a edificarse en mayo de 1582 y fue inaugurado el 21 de septiembre de 1583. Por aquellos entonces, el nuevo local era propiedad de la Cofradía de la Pasión y la Soledad. En la web del Ayuntamiento se recoge un interesante e informativo texto de Casiano Pellicer, oficial de la Real Biblioteca de Su Majestad el Rey entre los siglos XVIII y XIX, en el que se asegura que «sobre unos cimientos de piedra y cal se hicieron tablado o teatro para representar, vestuario, gradas para hombres, bancos portátiles, que llegaron a noventa y cinco; corredor para las mujeres, aposentos o ventanas con balcones de hierro, ventanas con rejas y celosías, canales maestras y tejados. Más adelante, Cirujela empedró el patio sobre el cual se tendía una vela o toldo que defendía del sol, pero no de las aguas».

El antiguo corral fue derribado en 1735 y terminado de reconstruir diez años después, ya como sala a la italiana; Juan de Villanueva lo reedificó en 1807. Y así, sobreviviendo a los avatares políticos y culturales y a las calamidades físicas, el actual Teatro Español lo es desde 1849. En 1894 fue reinaugurado por la compañía de María Guerrero tras una importante reforma. Posteriormente, resultó muy dañado por un incendio en 1975 y vuelto a abrir en 1980. Su último lavado de cara se produjo en 2005.

Durante tantos años de historia, su escenario ha sido testigo de los éxitos apoteósicos de Galdós y Benavente, de la confirmación dramática de García Lorca, de las incomprensión hacia el estilo de un Valle-Inclán adelantado a su tiempo, del nacimiento a las tablas del jovencísimo Antonio Buero Vallejo en 1949 con «Historia de una escalera», de la recuperación de Mihura para el teatro con «Tres sombreros de copa», del memorable triunfo de «Las bicicletas son para el verano» de Fernán Gómez... Suma y sigue. El gran corazón teatral de Madrid sigue latiendo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.