Sociedad

Sociedad

Temor a un segundo brote de heroína contaminada con ántrax en Europa

Tras la muerte de un adicto en Inglaterra, son ya ocho los casos con los registrados en Escocia, Alemania, Francia y Dinamarca

Día 18/08/2012 - 05.18h

Compartir

La Agencia de Protección de la Salud británica confirmó ayer la muerte de un drogadicto inglés en un hospital de Blackpool debido a una infección por ántrax. El Sistema de Salud aclaró que la fuente más probable de la infección era la inyección de heroína contaminada. Se trata del octavo incidente de este tipo en Europa desde junio, donde se ha reportado un caso en Escocia, tres en Alemania, dos en Francia y uno en Dinamarca. Las autoridades británicas no pueden confirmar que exista relación entre este último caso y otro detectado en la localidad escocesa de Lanarkshire a finales de julio. Pero se ha agravado la sospecha de que se trataría de un nuevo brote de infecciones vinculadas al consumo de heroína, después de que 19 personas murieran en 2009-2010 en Reino Unido.

Entonces, según The Guardian, se registraron 119 casos en Escocia, donde murieron 14 personas, cinco en Inglaterra, con cuatro muertes –una de ellas en Blackpool-, y uno en Alemania. Antes de eso, solo se había detectado un caso en Noruega en 2000 de una infección que raramente afecta a las personas. Aunque el ántrax está asociado sobre todo a su potencial como arma biológica, se trata de un tipo de infección bacteriana tan poco habitual como mortal causado por el bacilo anthracis. Su presencia es más habitual en el ganado, en ovejas o cabras, pero puede infectar a los humanos por inhalación o ingestión de esporas de ántrax, capaces de permanecer ocultas durante mucho tiempo en un determinado ambiente antes de infectar a una persona.

«Es probable que aparezcan nuevos casos entre adictos que se inyectan sustancias tóxicas como parte de un nuevo brote en Europa», explicaba a la BBC la doctora Dilys Morgan, experta de la Agencia de Salud.

Animal infectado

Un informe sobre el primer brote, publicado en diciembre, concluía que el método de contaminación por ántrax era imposible de determinar científicamente, pero señalaba como posible procedencia el contacto de la heroína con un animal infectado en algún punto de la ruta de la droga entre Afganistán o Pakistán, como países productores, y Escocia. Se menciona a Turquía como el posible país donde se produjo la infección, por el papel de puente entre productores asiáticos y consumidores occidentales que juega, dada su posición geográfica entre Oriente y Occidente.

Ya aquel informe advería del «riesgo de que, en cualquier momento, heroína contaminada por patógenos pueda ser importada de nuevo al Reino Unido, provocando un nuevo brote de ántrax o infecciones similares».

Tras la muerte de un heroinómano en Blackpool, las autoridades no han establecido todavía una vinculación entre la oleada de 2009-2010, pero no se descarta que las actuales infecciones puedan provenir del mismo cargamento de heroína, que seguiría aún en la cadena de distribución en Europa. La Sanidad británica está alertando a los consumidores de heroína del riesgo de padecer una infección que puede ser tratada con antibióticos, pero solo de forma efectiva si el tratamiento se inicia rápido.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.