Ciencia

Ciencia

El calamar que se amputa su propio brazo

Graban en vídeo una especie de cefalópodo capaz de sacrificar parte de un miembro cuando ataca o se ve amenazada

Día 02/08/2012 - 17.59h
Vídeo: MBARI

Compartir

Una misteriosa especie de calamar que vive en las profundidades de los océanos, denominada Octopoteuthis deletron, es capaz de desprenderse de parte de su brazo cuando ataca o se siente amenazada, de la misma forma que una lagartija deja abandonada su cola y echa a correr para librarse de un peligro. Además, el miembro cortado se regenera, como les ocurre a los pulpos. Ningún otro tipo de calamar puede hacer semejante cosa.

Los biólogos del Monterey Bay Aquarium Research Institute (MBARI) en la costa de California, que han publicado su investigación en Marine Ecology Progress Series, sospecharon por primera vez que estos pequeños calamares de 12 cm de longitud y potentes tentáculos se amputaban sus brazos al descubrir que varios ejemplares capturados tenían muñones.

No fue fácil observarlos bajo el agua, en libertad, a unos 800 metros de profundidad, debido al comportamiento escurridizo del animal. Finalmente, los científicos fijaron un cepillo al brazo mecánico de un vehículo por control remoto y provocaron a los calamares. Entonces, el equipo presenció cómo, cuando eran asustados por el brazo robótico, los animales se desprendían de parte de sus brazos con gran facilidad. El brazo se sacudía durante diez segundos antes de dejar de moverse por completo, como puede verse en el vídeo sobre estas líneas.

El sacrificio se realizaba en el punto del brazo más cercano al objeto atacado, de forma que se minimiza la pérdida de tejido. Además, los calamares tienen órganos emisores de luz en la punta de cada brazo para distraer a los enemigos o las presas durante los ataques.

Todos bisexuales

Los calamares son capaces de regenerar partes perdidas de los brazos, pero esta tarea lleva tiempo y esfuerzo, por lo que solo se rompen si es necesario. Además, esto ocurre cuando los brazos están en tensión, cuando agarran o se aferran a algo.

Esta especie es conocida también por su ajetreada vida sexual. Los machos de esta especie, la Octopoteuthis deletron, se aparean indiscriminadamente tanto con otros machos como con hembras. Los científicos creen que la diferencia entre sexos es tan pequeña, los encuentros tan escasos y hay tan poca luz en su entorno que los calamares no se dan cuenta o no les importa que su pareja tenga su mismo sexo o no. Solo intentan garantizarse la descendencia.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.