Economía

Economía

Reino Unido lo apuesta todo a Londres 2012 para salir del agujero

Día 23/07/2012 - 14.04h
Temas relacionados

Los organizadores llegan a los Juegos «a tiempo y en presupuesto» pero con dudas sobre sus beneficios

La mayoría de los expertos se resisten a proporcionar la cifra del millón de dólares: ¿qué beneficio reportarán los Juegos Olímpicos de Londres 2012 a una economía en recesión como la británica? La historia económica del olimpismo coincide en señalar a los Juegos de Munich de 1972 -manchados por el terrorismo palestino- y los de Montreal de 1976 -con una década lastrada en las cuentas públicas- como responsables de fuertes pérdidas para las naciones anfitrionas. En números negros aparecen Los Angeles 84, Barcelona 92 y Atlanta 96, aunque otros consideran los Juegos de Sidney 2000 como los únicos realmente rentables.

Según el ministro de Deportes, Hugh Robertson, la inversión pública final para los Juegos será 9.298 millones de libras (11.865 millones de euros). Cuando Londres ganó la candidatura en 2005, las primeras estimaciones cifraban el esfuerzo del contribuyente en unos 3.000 millones, más los 2,6 millones gastados por el Comité Organizador de los Juegos de Londres (Locog, por sus siglas en inglés), financiados por unos 700 patrocinadores privados británicos. «Llegamos a la inauguración de los Juegos con todas las infraestructuras a punto, a tiempo y en presupuesto», se jactan a coro los miembros del gobierno Cameron.

Y como señal de los tiempos de austeridad que atraviesa Europa, pero también un Reino Unido que sufre su segunda recesión en tres años, destacan que todavía quedan 611 millones de euros no comprometidos. Estos «en ningún caso» -como insistía Robertson- serán destinados a tapar el agujero en la seguridad de las 34 sedes olímpicas provocado por la empresa de seguridad privada G4S. «Con el tiempo, casi toda la inversión pública se recuperará gracias a la venta y uso posterior de las sedes y zona olímpica», explica Kevin Daly, analista de Goldman Sachs. «Aunque, en general, es difícil demostrar que unos Juegos resulten rentables, creemos que el impacto neto de Londres 2012 será significativamente positivo para la economía británica», asegura.

El primer ministro, David Cameron, ha cifrado el beneficio de los Juegos en 16.000 millones, aunque el «Times» lo eleva a 20.000 millones. El 57% provendrá de la actividad económica generada por los más de 800 contratos de obra y servicios firmados por la oficina responsable de construir la infraestructura olímpica (Olympic Development Authority). Un cuarto de esos contratos se concentran en Londres, el resto ha irradiado -se supone- el «efecto Juegos» por todo el país. Un 12% del beneficio es atribuido al turismo generado por las Olimpiadas.

Sandie Dave, máxima responsable de Visit Britain (la Oficina de Turismo británica), explica que aspiran a atraer a 4,6 millones de visitantes adicionales en cuatro años (2012-2015), y calculan que gastarán casi 3.000 millones a su paso por el Reino Unido. «Si ven esta pasión por los Juegos, quizás logremos alterar la imagen de sosos que tenemos los británicos», bromea. Otra partida importante serán los 7.650 millones de euros que, según Sir Allan Collins, responsable del legado olímpico, podrán vincularse a la celebración de los Juegos en el mismo periodo de cuatro años, gracias a un ambicioso programa de intercambios -con fuerte acento chino- entre empresas e inversores durante las dos semanas que duran las Olimpiadas.

«Marca made in Britain»

«Como hizo la Gran Bretaña de la era victoriana en la Gran Exposición de 1851, queremos enseñar al mundo lo que este país es capaz de hacer», asegura Robertson. El gobierno británico ha hecho un planteamiento ambicioso pero eficaz para este evento: minimizar el gasto en infraestructura y maximizar la proyección de la marca «made in Britain». «La gestión y eficiencia de costes del desarrollo y preparación de uno Juegos es un factor clave a la hora de determinar su impacto económico, y el Reino Unido parece puntuar alto», aseguran en el informe «Juegos y Economía 2012», presentado por Goldman Sachs.

Pero la respuesta definitiva al coste-beneficio de Londres 2012 solo se sabrá cuando podamos evaluar si se ha cumplido la gran promesa de estos Juegos: un legado que, se supone, convertirá en beneficio «75 céntimos de cada libra gastada», según David Goldstone, director financiero de la oficina olímpica del Gobierno. El objetivo: la regeneración de la zona en torno a Stratford, que alberga el Parque Olímpico. El proyecto ha consumido casi el 70% de los 11.000 millones presupuestados. Ha supuesto la transformación de un erial de ruinas industriales y vertederos en un nuevo polo urbano reconectado a la ciudad.

Solo el nuevo centro comercial de Westfield, antesala del Estadio Olímpico, ha generado 11.000 empleos directos de los 62.200 que se estima que crearán los Juegos. Un empujón que, según Goldman Sachs, aportará un 0,3-0,4% al PIB británico en el tercer trimestre del año. Dada la incertidumbre económica reinante, el largo plazo es otro cantar.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.