Cataluña

En busca de nuevas armas para luchar contra las termitas

Día 22/07/2012 - 13.25h
Temas relacionados

Crean un laboratorio privado para combatir a estos voraces insectos que provocan daños por valor de 600 millones cada año en España

efe
Las termitas son poco menos que microscópicas pero ferozmente devoradoras

Son poco menos que microscópicas pero ferozmente devoradoras. Las termitas provocan anualmente en España daños en edificios de estructura de madera por valor de 600 millones y la empresa ISS ha creado el primer laboratorio privado para estudiar cómo combatir más eficazmente esta plaga silenciosa.

Ubicado en las instalaciones que ISS España -filial de la multinacional ISS Facility Services- tiene en L'Hospitalet de Llobregat, en este nuevo laboratorio se estudia la biología y el funcionamiento de las especies de termitas identificadas en la península (tres autóctonas y dos exóticas) para tratar de innovar en los tratamientos de erradicación de este insecto «difícil de controlar» y que está presente en todo el territorio español.

El «laboraterme» de L'Hospitalet dispone de un criadero instalado en una gran nevera refrigerada donde se encuentran las urnas y otros recipientes con los termiteros para analizar cómo se comportan estas especies, explica a Efe el responsable técnico en el control de plagas de ISS, Eduard Durany, que remarca que este laboratorio es el primero de carácter privado que hay en España, aunque existen grupos de investigación en diversas universidades.

70 plagas

En el mundo hay unas 2.200 especies de termitas identificadas, de las cuales un 70 están consideradas como plagas. La termita es un insecto autóctono (aunque hay también especies «importadas») que viven especialmente en zonas húmedas donde hay madera seca o árboles muertos.

El problema con este insecto se produce cuando llegan a zonas habitadas por el hombre: «Entonces deja de ser un animal beneficioso en su ecosistema, porque reciclan la madera muerta, para convertirse en un problema porque lo que hacen es dañar la madera de los edificios», afirma Durany.

Si el nivel de infestación es alto, una viga puede quedar seriamente dañada en menos de un año, porque las termitas comienzan a comerse la madera por las zonas donde están insertadas, lo que supone un fuerte riesgo para la estructura del edificio y además lo hacen de dentro hacia fuera, es decir que externamente no se ven los daños. «Puedes tener una viga que esté impecable por fuera y que sin embargo por dentro esté vacía», señala Durany.

Según los expertos, es recomendable que las casas con estructura de madera, sobre todo aquellas construidas en zonas húmedas -temperatura y humedad son factores que ayudan a su expansión- pasen una revisión anual, no sólo por las termitas sino por otros insectos patógenos.

Varios millones en una colonia

Las especies que causan más daños son las subterráneas, que pueden formar colonias de varios millones de individuos, y mientras las termitas de la madera seca están localizados en un marco, una colonia de subterráneas puede afectar a todo un edificio.

De hecho, hay casos en los que no sólo están afectadas unas viviendas aisladas, sino todo un núcleo urbano, como ha ocurrido en algunas localidades de Córdoba o en Azcoitia, en el País Vasco, donde los equipos de ISS han tenido que tratar municipios completos.

Insecticidas y estaciones de cebo

Aunque tradicionalmente se trabajaba con tratamientos químicos creando una barrera en los edificios mediante inyecciones, este sistema tiene el problema de que no deja de ser un insecticida que puede llegar a las aguas subterráneas y contaminar el agua, además de que sólo crea una barrera pero no las elimina.

Por eso, ISS trabaja «engañándolas» por medio de estaciones de cebo donde se pone celulosa con un insecticida que no las mata al instante sino al cabo de un rato. Las termitas cogen el cebo «veneno» y lo transportan al termitero alimentando al resto de la colonia, incluida la reina. «Esto sí que acaba con ellas porque conseguimos llegar a la reina», indica el experto.

En el laboratorio de ISS analizan también la biología de una termita exótica, como la que se encontró en un barco en Mallorca, una de las especies más destructivas de planeta, en concreto la que más daños causa en Australia.

Durany advierte de los riesgos de las especies invasoras que llegan a España utilizando el transporte internacional de mercancías y que pueden convertirse en plagas dañinas para el medio ambiente y la salud de las personas.

ISS Facility Services, empresa líder en la prestación de servicios generales, tiene su sede central en España en la localidad de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), aunque cuenta con otras 17 delegaciones por el resto del país, incluidas Baleares y Canarias.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.