Cataluña

Cataluña / barcelona al día

Un sacrificio balsámico

Compartir

Teniendo en cuenta las previsiones telediarias, la negrura del presente y del futuro, la fecha avanzada del mes y la temperatura disuasoria, no se me ocurre mayor sacrificio que irme a cenar fuera

Día 19/07/2012 - 09.47h

DICE Vicente del Bosque en su entrevista a ABC que los españoles hemos salido de situaciones mucho peores, y rápidamente pienso que está hablando de la encerrona esa del «chiandal» que lucirán nuestros deportistas en la Olimpiada. ¿Situación peor?..., pues sí, cuando se quiten el «chiandal» y se vea la camiseta deportiva con glóbulos rojos. Lo cierto es que luego aclara el seleccionador nacional de fútbol que se refiere a la crisis económica y considera que para salir de ella también ayudan los sentimientos y los buenos ejemplos.

Tras unos minutos de Telediario llego a la conclusión de que ahí no voy a encontrar ni sentimientos ni buenos ejemplos, y tomo la decisión drástica de buscarme inmediatamente un sacrificio para hacer... Teniendo en cuenta las previsiones telediarias, la negrura del presente y del futuro, la fecha avanzada del mes y la temperatura disuasoria, no se me ocurre mayor sacrificio que irme a cenar fuera, a un restaurante llamado La Balsa. La Balsa es un lugar en la parte alta de la ciudad lleno de buen gusto, terraza, vegetación y frescura, o frescor, que parece arrancado de La Martinica. Allí, entre madera, bambú y gintonics le da a uno la impresión de que en cualquier momento entrarán Bogart y Bacall, como en «Tener y no tener». De acuerdo, no entran ni Bogart ni Bacall, pero tampoco se ve esa desagradable imagen de pantalones cortos y piernas peludas y sudorosas (descubro, afortunadamente tarde, que el auténtico sacrificio hubiera sido el irme a una zona turística a contar las canillas del personal y a oler el veranuzo). En La Balsa todo es agradable, lo que ves, lo que (no) oyes, los aromas, los sabores... Un rincón de película. Lo que estamos necesitando, una balsa, un balsámico. Hoy, ciertamente, todo sigue donde estaba, la prima de riesgo, la deuda, los ajustes y los problemas, pero mi sacrificio ha valido la pena y durante unas horas le he hecho caso al «míster» con un buen puñado de sentimientos positivos.

Entiendo que habrá sacrificios mucho mayores, y valga como metáfora el que van a hacer nuestros deportistas metiéndose en esa indumentaria poligonera ante la mirada de todo el mundo. Aún tienen tiempo de salir a la calle a protestar, aunque así se los vería aún más.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.