Economía

Economía

Morirse, 600 euros más caro a partir de septiembre

Ni los entierros se han librado de la subida del IVA, que en septiembre se incrementará del 8% al 21% para el sector. «Es una aberración, una brutalidad», asegura el secretario general de la Asociación Funeraria de España

Día 13/08/2012 - 13.24h
Morirse, 600 euros más caro a partir de septiembre
EFE

Compartir

«Aberrante», «brutal», «un despropósito». Así ha calificado el secretario general de la Asociación Funeraria de España (AFUES), Lucio Gabriel, el incremento del IVA que sufrirá un servicio tan «básico» como el de las funerarias, que pasará del 8 al 21% a partir de septiembre.

Según el anuncio realizado el viernes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en un paquete de medidas con el que el Gobierno pretende recaudar 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio, se ha decidido dejar dentro del IVA reducido, que actualmente paga un 8%, únicamente a los transportes, la hostelería y las bebidas no alcohólicas. El resto de servicios incluidos ahora en este grupo pasarán a pagar el IVA general, que se incrementará del 18 al 21%.

Entre estos se encuentran servicios aparentemente más accesorios como las peluquerías, la entrada en las discotecas, el teatro, el circo y otros espectáculos, y otro por el que invariablemente deberemos pasar todos: el de los entierros. «Es una aberración que los impuestos en los servicios funerarios suban de golpe un 13%, porque se trata de un servicio básico que va a repercutir directamente en el consumidor, como la sanidad», asegura Gabriel, que es propietario además de tres funerarias.

Según el secretario general de AFUES, esta subida del IVA puede incrementar el coste de los entierros e incineraciones en unos 500 o 600 euros de golpe, «lo que repercutirá directamente en los usuarios».

Entre 200 y 800 euros más caro

Si tenemos en cuenta el coste medio de un servicio funerario, que en España ronda los 1.500 euros según las asociaciones de empresas del sector consultadas, estamos hablando de una subida de casi 200 euros. Es decir, de los 120 euros de IVA que se paga ahora, a los 315 que se pagarán a partir de septiembre. Y si hablamos de los entierros más caros, que pueden llegar fácilmente a los 6.000 euros, el IVA a abonar pasará de los 480 a los 1.260 euros, 780 euros de más, a los que habría que sumar los incrementos en el IVA de los otros servicios que lleva asociados, como el de floristería o el de la adquisición de los ataúdes, «que también sufrirá el cliente».

«Hay que recaudar, vale, pero esto es un despropósito. Si en septiembre nos hubieran subido al 10% de IVA dentro del impuesto reducido, pues vale, pero esto es un diferencial de más del doble de impuestos que se pagaban antes», añade Gabriel, que asegura que este incremento no va a repercutir, como es obvio, en el número de servicios –«las personas tenemos que morirnos de una manera u otra»–, pero sí va a producir una gran caída en los ingresos «de un sector que ya está sufriendo la crisis» y, sobre todo, en una descenso de la calidad de los servicios y del número de empleados por los despidos.

Si en España se producen aproximadamente algo más de 300.000 muertes al año, y establecemos el cálculo medio de 3.500 euros que dan las asociaciones de consumidores por entierro o incineración, podríamos decir que los españoles se gastan ahora unos 1.050 millones de euros en total. Tras el incremento del IVA del 13% a partir de septiembre, los españoles se gastarán en 2013, aproximadamente, 136,5 millones de euros más de lo que se gastaban en los años anteriores.

Funerarios, un sector en crisis

Gabriel no cree que este incremento del gasto repercuta en beneficios para las empresas del sector, que ya han visto caer los ingresos en un 30% desde que comenzó la crisis: «En mi caso, estoy vendiendo los servicios más baratos que hace siete años y, en general, las pequeñas y medianas empresas funerarias estás sobreviviendo para mantener sus estructuras, sin obtener beneficios. Ahora, aparte del 13% más de IVA, las funerarias tendrán que asumir el incremento de los incrementos de impuestos de los otros servicios adicionales que ofrecen y que tienen que pagar, así como los costes del cambio de los programas de los sistemas informáticos. Es un problema serio que no se quiere ver», concluye.

Puestos en situación, si usted tenía pensado fallecer en los próximos meses, quizá le convenga hacerlo antes de septiembre.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.