Sociedad

Sociedad

España, a la cola de alumnos excelentes entre los países de su entorno

Un informe de la Fundación BBVA y el IVIE advierte de que se descuida a los mejores estudiantes más buenos

Día 18/07/2012 - 17.14h

Compartir

España tiene muchos menos estudiantes buenos que los países de su entorno Esto es lo que se destaca en el estudio «Educación y desarrollo. PISA 2009 y el sistema educativo español», publicado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

«En los últimos años ha habido un progreso en cantidad de años de educación y procesos de formación pero no en calidad», ha dicho Antonio Villar, investigador del IVIE y uno de los ocho especialista en análisis económico encargado del estudio.

El estudio hace un análisis más pormenorizado del último Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como el Informe Pisa 2009 y relaciona algunas variables con el desarrollo económico de los países. Según Villar, esta evaluación da información extra sobre el entorno de los estudiante, sus compañeros, colegios y familias.

El examen —muy extenso— se hace a los jóvenes de 15 años, edad a la que se supone el alumno ya ha completado la educación básica obligatoria. Por lo tanto, mide la educación que garantiza un estado a su población y los conocimientos han aprendido. No evalúa cantidad de asignaturas u horas lectivas cursadas.

En este informe realizado a base de los datos de PISA se ha sacado el Índice de Desarrollo Educativo (IDE) que mide tres aspectos: rendimiento, equidad y calidad. El IDE español se sitúa en 75,9, cuando la media de los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) es de 100.

La calidad se calcula tomando el cuenta la proporción de alumnos que alcanzan un nivel alto de competencia. La media de la OCDE es 100 y en España la calidad solo llega a 44,4. Muy por debajo de la media y alejado de países como Bélgica que tienen un índice de calidad de 149,4 o de Finlandia que alcanza el 215,9.

«Tenemos muchos menos estudiantes buenos que la media europea, eso es un gran problema», ha apuntado Villar. Esta disparidad en calidad también se encuentra presente si se compara entre comunidades autónomas. Ninguna autonomía supera la media europea aunque algunas están por encima de la nota de calidad española.

Castilla y León, Madrid y La Rioja son las regiones mayor índice de calidad (87, 84, 81), sin embargo la disparidad aumenta en regiones como Andalucía en el que el índice baja hasta 2,a l igual que en Baleares o Canarias con 19.

Esta diferencia según Villar no debería ser tan brusca entre autonomías. «En la calidad hay un problema, porque se supone que hay un único sistema de educación en el país», apunta.

Esta diferencia suponen, por ejemplo que en compresión de lectura, las alumnos de la región con calidad más baja y la más alta se llevarían un año y medio de diferencia en cuanto a contenidos. En matemáticas la breca aumentaría a dos años y en ciencias a un año y seis meses.

Dos problemas graves por atajar

España no esta tan mal en cuanto a rendimiento y equidad. El rendimiento lo miden tomando en cuenta las notas obtenidas en el examen de PISA y la equidad está relacionada con la igualdad de oportunidades que tiene los estudiantes en el sistema educativo sin importar sus condiciones socioeconómicas. La media en ambos casos en de 100 y España tiene un rendimiento de 75,9 y equidad de 100,9.

Sin embargo, hay dos problemas urgentes educativos que se deben atender, porque afectan de forma directa los índices de valoración del sistema español.

El primero es la excelencia. Los datos de la Calidad de los estudiante muestran que el sistema educativo no presta atención suficiente a sus mejores alumnos, los que alcanzan valoraciones y esto los «arrastra» a niveles inferiores o un desempeño menor. Proponenen que el sistema de flexibilice para que los estudiantes más avanzados puedan ir a otra velocidad y hacer procesos diferenciados de enseñanza».

El otro problema es el fracaso escolar. En España hay un 36,6% de repetidores frente a un 17,4% de la media en la OCDE. Se cree una detección precoz de las dificultades de aprendizaje de una alumno pueden ayudar a reducir este porcentaje. También explica que muchos de estos repetidores a los 15 años han admitido que ya no se graduarán y como no tienen incentivods esperan cumplir con la edad máxima para dejar el colegio y comenzar a trabajar. El finroem plantea que se den mejores incentivos a esto alumnos para que realicen más esfuerzos en las estapas finales sel ciclo educativo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.