Música

Música

La canción del verano 2002: del «Aserejé» de Las Ketchup al «Ave María» de David Bisbal

Fue también el año del «Torero» de Chayanne, «Que la detengan» de David Civera y «Que el ritmo no pare» de Patricia Manterola

Día 12/07/2012 - 21.36h
abc
imagen anteriorimagen siguiente

Compartir

Si algo caracteriza al verano de 2002 es porque fue muy prolífico en cuanto a canciones del verano. No podemos quedarnos solo con una. David Bisbal, Las Ketchup, David Civera, Chayanne y Patricia Manterola contribuyeron a subir la temperatura de aquel estío, en el que aún no sabíamos lo que era la prima de riesgo.

Acabábamos de entrar en el euro y cada vez que pagábamos algo no podíamos resistirnos a pasarlo a pesetas (algunos todavía lo hacen). Era la época del redondeo (al alza), de la burbuja inmobiliaria, las plataformas en los pies y las camisetas hiperpetadas (para ellos también). Los que éramos adolescentes en aquella época creíamos que nos íbamos a comer el mundo, lo que no sabíamos es que, diez años después, el mundo casi nos engulle a nosotros.

Fue el año en el que, tras el éxito de «La Macarena», el planeta volvió a bailar al ritmo de una canción española flamenco-pop con coreografía incorporada: el «Aserejé» de Las Ketchup. El estribillo incomprensible pero hipnótico, que algunos calificaron de «satánico», se coló en las listas de éxitos de nuestros vecinos europeos para después cruzar el Atlántico rumbo a EE.UU.

Vendieron casi siete millones de singles y hasta la prestigiosa revista Time se hizo eco de su éxito con un artículo en el que calificaban la canción como «delirantemente tonta». En ABC, el periodista y escritor Jaime Campmany también le dedicó una de sus columnas: «Estas chicas, Las Ketchup, han inventado una jitanjáfora para canción del verano. Como de este verano nada se entiende, ni del tiempo, ni de la política, ni de la guerra, es lógico que tampoco se entienda la canción del verano. «Aserejé ja deje tejebe tude jebere», etcétera. Seguramente ellas no lo saben, pero han escrito una jitanjáfora».

No fue la única que despuntó ese verano. La primera edición de «Operación Triunfo» había parido a una estrella: un simpático chico de Almería, llamado David Bisbal, que nos deleitó con sus vueltas, sus patadas, sus rizos y su camisa abierta en el videoclip de «Ave María». Con una melodía que mezclaba los ritmos latinos con la guitarra flamenca, no resultó ser solo un éxito de temporada. Comenzaba para el almeriense una prolífica carrera artística.

David Civera también quiso entró en la competición por la canción del verano de 2002 con «Que la detengan», un tema que tenía todos los ingredientes para triunfar: pegadiza, estribillo repetitivo y coreografía a juego. Al igual que el «Torero» de Chayanne, que lo que no tenía era un baile oficial, aunque todo el mundo acababa dando capotazos en el aire cuando sonaba...

Y por último, «Que el ritmo no pare» de la actriz y cantante mexicana Patricia Manterola, un título latino muy propio para la época estival, que se convirtió además en la canción oficial de la Vuelta Ciclista a España 2002.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.