ENERGIAS RENOVABLES

La «época dorada del gas» pasa por sumar el shale gas al mix, según la Agencia Internacional de la Energía

En España hay yacimientos de gas pizarra en la cuenca cantábrica, Andalucía y Valencia

Día 12/06/2012 - 13.14h

Compartir

Shale gas, gas pizarra o gas en esquistos. Da igual como lo nombres: los 185.000 millones de metros cúbicos que de él alberga el subsuelo del País Vasco representan 30.000 millones de euros y cubrirían las necesidades energéticas de la Comunidad durante 60 años.

El Gobierno autonómico, a través del Ente Vasco de la Energía (EVE), destinará 100 millones de euros a la exploración de dos pozos situados en el municipio de Subijana.

«No podemos desaprovechar la oportunidad de comprobar la viabilidad económica, técnica y medioambiental de extraer el shale gas», señala Bernabé Unda, consejero de Industria. Si las conclusiones congratulan a todos se planearía la explotación comercial del hidrocarburo no convencional para 2016-17.

Tubos y agua

Fracking o fractura hidráulica. Resulta indiferente cómo definas la técnica de perforación de la capa de pizarra: su complejidad y coste no disminuyen por eso. Practicado el orificio viene la inyección de miles de toneladas de agua a muy alta presión. Con ellas se mezclan arena y aditivos para liberar el gas.

Un tubo de acero recubierto de cemento evita que las más de 500 sustancias químicas, así como aquellas que contengan los estratos del mineral roto (metales pesados y radiactivos), pasen a los acuíferos.

«Las mejores firmas de fabricantes de tubos operan en el País Vasco», tranquiliza el viceconsejero de Industria Xabier Garmendia.

La «época dorada del gas» pasa por sumar el shale gas al mix, según la Agencia Internacional de la Energía
Las técnicas de extracción del gas pizarra cuestan el doble que las empleadas para el gas convencional

El shale gas se encuentra distribuido en pequeñas burbujas, muchas veces microscópicas, no conectadas entre sí. Se precisa, por tanto, abarcar un área grande y disponer de múltiples plataformas para acceder a porciones muy concretas del yacimiento.

«Sería necesario abrir 2.119 pozos en Subijana. Un solo pozo dejaría en el subsuelo 30 millones de litros de líquido contaminado que a la larga afectarían a los acuíferos adyacentes, como el de La Llanada», recalcan desde la plataforma Fracking ez Araba.

Para proceder con los trabajos de excavación, los ecologistas aconsejan aprovechar el agua de los acuíferos en lugar de obtenerlo del río Zadorra, Lugar de Importancia Comunitaria y hábitat del visón europeo, especie en peligro de extinción. La viabilidad de la nutria y el avión zapador también les preocupa.

«No tenemos, por suerte, acuíferos superficiales que puedan verse perjudicados por una mala praxis. Nuestros acuíferos (que no son de boca) se localizan a 900 metros. Y el gas no convencional tiene una potencia de altura elevada (empieza a partir de los 2.500 metros). Hay 1.600 lineales de diferenciación entre el suelo de los acuíferos y el techo de los esquistos», subraya Jorge Letamendia, director del EVE.

Estados Unidos y China

EE.UU. está explotando el shale gas de manera masiva. Aunque algunos estados ya han solicitado una moratoria para este tipo de perforaciones en su territorio.

La rapidez con que ha desarrollado la exportación del hidrocarburo ha obligado a la Agencia de Protección Ambiental norteamericana a intensificar sus investigaciones, que verán la luz a finales de año. Ya se ha publicado que entre un 3,6-7,9% del metano que acarrea la producción de gas pizarra se escapa durante la vida útil de un pozo.

Francia ha prohibido los yacimientos de shale gas por los riesgos que entraña para la salud la presencia de químicos en el fluido de fractura, perjudiciales para los ojos, la piel, los sistemas respiratorio, nervioso e inmune, el corazón, el hígado….

El Instituto Estatal Geológico de Polonia constató a mediados de marzo que sus depósitos de gas pizarra representaban entre un 7-15% menos de lo que habían calculado con anterioridad.

En Reino Unido, en la localidad de Blackpool (noroeste de Inglaterra), se registraron dos terremotos en abril y mayo de 2,3 y 1,5 grados de magnitud, respectivamente, en la escala Richter como consecuencia de los trabajos de taladro que se realizaban en la zona.

China, en cambio, quiere empezar a comercializar su abundante recurso –concentra las mayores reservas de shale gas del mundo- para 2015. Una importante empresa de hidrocarburos anglo-holandesa acaba de firmar un contrato con la Corporación Nacional de Petróleo para compartir la producción de gas pizarra sita en las cuencas de Sichuán y Tarim.

Tres compañías (una texana, una californiana y una británica) lideran la docena de permisos de investigación que hay solicitados en España en Castilla y León, Cantabria, Asturias, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Andalucía y Valencia.

Viento y sol

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...
NATURAL
Información sobre medio ambiente, vida salvaje y naturaleza.

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U, Madrid, 2013.
Todos los derechos reservados.