Ciencia

Ciencia

Carmen Vela: «Todo el dinero irá al investigador, no a edificios ni estructuras administrativas»

La secretaria de Estado de I+D+i asume el recorte del 25% para contribuir al esfuerzo de austeridad y advierte que «no se va a perder un euro» en proyectos faraónicos como el del IMMPA

Día 05/06/2012 - 20.59h
Carmen Vela: «Todo el dinero irá al investigador, no a edificios ni estructuras administrativas»
belén díaz

Compartir

Desconoce por qué Luis de Guindos se fijó en ella para asumir la política de investigación. Hasta días antes daba su apoyo a Rubalcaba y, sin embargo, aceptó el cargo porque, insiste, la ciencia «no tiene color político». Le toca ahora defender el duro recorte presupuestario en I+D+i.

—Reconoce que el presupuesto no le gusta. ¿Se va a lograr el cambio de modelo económico basado en la ciencia con un recorte de más del 25%?

—Ni a mí ni al Gobierno. Pero la circunstancia en que nos corresponde ejercer el gobierno es la que es y debe asumirse. Con mucho criterio en la austeridad, vamos a hacer que el sistema de ciencia y tecnología no se pare.

—Habla también de hacer más con menos. ¿Cómo se va a conseguir?

—Con más eficiacia, priorizando, haciendo las cosas más importantes y mejores de manera más ordenada.

—Hay centros que temen por su futuro, por ejemplo dentro del CSIC.

—El CSIC viene sumando desde hace tres años una reducción presupuestaria del 30%. Este año es del 3%. Por tanto, no cambia nada su manera de actuar. Eso no prejuzga que vaya a cerrar instalaciones, ni mucho menos.

—Se denuncia la elevada edad de los investigadores.

—Se da en los funcionarios y es algo que también viene de atrás. Estamos trabajando para que este año se incorporen investigadores más jóvenes.

—Una de sus palabras favoritas es la excelencia ¿Cómo se logra con esta reducción de gasto?

—Es una palabra con contenido. La relación entre presupuesto y excelencia no siempre es directa. Se puede tener con muchos o pocos fondos. Ahora es obligatorio priorizar y gastar de la mejor manera. Y el criterio va a ser la excelencia. No un poquito para todos, que al final es un mucho para nadie.

—En programas como el Ramón y Cajal y Juan de la Cierva se van a reducir los contratos, ¿sus beneficiarios no eran excelentes?

—No prejuzga que no hubiera esos criterios antes, pero siempre hay margen para mejorar. Y no solo de las personas, sino en el programa. En el Ramón y Cajal, se convocaba un número de plazas que el sistema era incapaz de absorber. Si solo podemos incorporar 20, es un error convocar 250 plazas. Tenemos menos presupuesto y eso va a tener un impacto en todo, sería irreal no reconocerlo, pero vamos a dedicar menos plazas y más presupuesto y que la financiación a lo largo de los cinco años sea más estable. Queremos garantizar su incorporación al sistema y potenciar la inmersión internacional e independencia en la generación de conocimiento Es muy probable que las evaluaciones tengan una fase última de entrevistas, de forma análoga al ERC European Research Council.

—¿El número de plazas no está concretado?

—No. Me da miedo dar números, pero saldrán en torno a 175. Pero quiero insistir en que el presupuesto será mayor.

—¿Habrá finalmente una excepción para los investigadores en el criterio de reposición cero de personal?

—Está también en el trámite de enmiendas, tenemos que esperar.

—¿En este trámite de enmiendas se pueda salvar algo de lo recortado?

—Creo que el presupuesto es el que es. Estamos trabajando con ese supuesto.

—A la vista de los Presupuestos, parece que la Secretaría de I+D+i hubiera perdido peso en el Gobierno...

—Hemos perdido peso todos. Son los Presupuestos más austeros de la democracia. El valor no debe regirse por el presupuesto. La Secretaría de Estado es importante en este gobierno y me gustaría mucho demostrarlo en los próximos años, cuando salgamos de esta situación y se vea cómo la ciencia en este país tiene valor.

—¿Usted sabía que venía a esto?

—¡No, no! Venía en una situación difícil, pero la reducción se me entregó a posteriori. En cualquier caso, la asumo. También he de decir que en enero era de 600 millones en capítulo VII, y finalmente es de 475. Con esos 125 haremos muchas cosas.

—Y cuando le entregaron esos presupuestos, ¿tuvo la tentación de decir: «Me largo de aquí y ahí se quedan»?

—La verdad es que no. No es lo mejor que uno espera, pero tenemos muchas ideas, cosas muy positivas que hacer por la ciencia. Con más presupuesto se implementarían rápido, esto hace que tengan un recorrido más largo.

—En breve habrá que preparar ya el Presupuesto de 2013. ¿La tendencia será la misma?

—Ahora estamos preparando convocatorias para cuando tengamos el visto bueno presupuestario. Eso nos ocupa y preocupa tanto que aún no estamos pensando en el del año siguiente.

Los investigadores sí piensan en ello y se muestran preocupados...

—Claro que pienso en 2013, 2014 y años sucesivos. Quiero decir que no hay ningún dato o información sólida que pueda comentar ahora.

—Algunos dicen que el sistema de investigación «colapsará» en 2013.

—La investigación no empezó a perder dinero ahora, porque los presupuestos se mantuvieron en base a un dinero en capítulo VIII, que es poco utilizable. No podemos hacer las mismas políticas de antes. Eso es un ejercicio de responsabilidad que tendrá un impacto positivo en 2013. Vamos a dedicar todo el dinero a investigación, no a construir edificios, pagar estructuras administrativas, a perder un solo euro. Que todo llegue al investigador.

—¿Era realmente necesario el Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias (IMMPA), de 32.000 m2 y que permanece vacío?

—Sin duda estuvo sobredimensionado. Ahora el CSIC, de quien depende el edificio, ha hecho un plan de futuro para sacarle partido y creo que es lo más acertado. Cuando hablo de racionalización o eficiencia me refiero a este tipo de cosas, que no pueden volver a suceder.

—¿Se venderá algún edificio infrautilizado, como el Instituto Cajal, que se trasladará al IMMPA y quedará vacío?

—Si hay algún edificio que se infrautiliza y podemos sacarle rendimiento económico, lo haremos. En el caso del Cajal, podría venderse o alquilarse, pero hay que estudiarlo. Nuestro compromiso es no construir más edificios de los estrictamente necesarios.

—Ha señalado que no se ejecutó todo el presupuesto ¿Estaba inflado?

—No utilizaría esa palabra. Del total, una parte muy importante tiene dificultades de ejecución porque muchos de los receptores no pueden utilizarlo, son préstamos a las universidades, organismos... Difícilmente pueden trabajar con préstamos cuando no generan recursos para devolverlos.

—Dijo que la ciencia no tiene color político, ¿le da igual estar en un gobierno del PP que en uno del PSOE?

—No sé qué decir. Cuando me ha surgido la oferta ha sido ahora; lo reflexioné y acepté. Sigo pensando que no tiene color político y que un pacto por la ciencia es lo mejor para el país.

—Y ahora que lleva ya unos meses, ¿se siente cómoda?

—Sí, me sentí cómoda desde el primer día. Creo que la comunidad científica ha reaccionado muy bien, lógicamente expresa su descontento con unos presupuestos reducidos.

—¿Y no hay temas que le chirríen, teniendo en cuenta sus manifestaciones previas? Por ejemplo, ¿defendería la reforma de la ley del Aborto?

—Ese tema no es de I+D+i, corresponde a otros ministerios. No puedo contestar. A ciencia podemos dedicar horas o días si quiere.

—¿Sabe por qué pensó en usted el ministro Luis de Guindos? ¿Tenía algún padrino o madrina?

—Lo desconozco, no me reconozco padrinos ni madrinas. Mi vida laboral ha estado más dedicada a la biología y la medicina que a la economía.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.