Música / música

Alberto Guijarro: «No dependemos de las subvenciones. Eso que llevamos ganado»

Día 28/05/2012 - 13.54h

El director del San Miguel Primavera Sound nos habla de sus artistas recomendados, y del pasado y del futuro del festival

ABC
Alberto Guijarro, director y fundador del festival Primavera Sound

Hay varias características que hacen del Primavera Sound un acontecimiento único. El primero es que no es un festival al uso, de acampada y botellón, y eso se nota en que la edad media del público es más elevada que en otros eventos semejantes. Otro es el exquisito gusto con que están seleccionados los grupos, y su elevadísima cantidad: 250. Y un tercero, es la importancia que ha adquirido en el desarrollo de la ciudad de Barcelona. Alberto Guijarro, director de Primavera Sound, fue uno de los creadores de todo esto. Y se muestra muy orgulloso de su obra, que comenzó su andadura en 2001 y que el próximo lunes abre la edición de este año, aunque los platos fuertes se reservan del 30 de mayo al 3 de junio: Wilco, The Cure, Rufus Wainwright, The Weeding Present, Franz Ferdinand...

-En estos tiempos complicados, ¿de qué salud gozan los festivales?

-Creo que se está notando la crisis, pero están mejor los que viven de un público internacional. Siempre te da más posibilidades que vivir del español. De esa forma viene gente de países que no están tan mal. Además, los músicos han estado en crisis casi siempre. Por lo menos en nuestra escena, la alternativa. El «do it yourself» que se tiene que aplicar ahora la gente, eso ya lo han estado haciendo los músicos desde hace tiempo. En la música hemos sido unos sobrevivientes, no es que sea fácil.

-¿Qué representa el Primavera Sound para Barcelona?

-Si lo miramos a nivel económico, el año pasado tuvo una repercusión de 68 millones de euros en la ciudad, lo que lo convierte en el tercer evento de la ciudad con más impacto económico. Y es un festival de música, algo inaudito en otros tiempos, cuando las ferias era lo que tenía más impacto. A nivel cultural, ofrece la posibilidad de tener ahí 250 grupos, de muchos estilos diferentes, y eso tiene que enriquecer de alguna manera a la ciudad, es un estímulo muy importante para la cultura.

-También está el turismo que atrae.

-La personalidad del Primavera hace que la gente se compre un billete de avión, coja unos días de hotel y venga hasta Barcelona, porque se diferencia bastante del típico festival europeo, incluso del inglés, que son bastante clónicos. Estos suelen tener 60 o 70 grupos. Nosotros, más de doscientos.

-¿Cómo se puede gestionar toda esa infraestructura?

-Hay mucha gente trabajando. Hay un departamento de contratación con cinco personas, luego están los de administración, los de logística, una empresa externa que nos hace la producción, hay un departamento de promoción... Durante los días de festival, trabajan en él unas 4.500 personas.

-¿Y cómo se financia todo esto?

-Nuestra vías de financiación son la venta de entradas y consumibles, es decir, el consumo de la gente allí, los patrocinadores. Las subvenciones representan un tres o cuatro por ciento, pero no dependemos de ellas. Un festival de este tipo suele estar en torno al 25 o al 50, o incluso al 60 por ciento. Nuestra aportación no está destinada al núcleo, o a mantener la economía del festival, sino a agregar otras actividades, como el Primavera en la Ciudad, o el Primavera Pro, actividades que se acoplan al núcleo del festival, pero que no dependen de la misma economía.

-Quizás gracias a eso ahora no sufrirá recortes.

-Exacto. La lucha que nosotros hicimos desde el principio es ahora terreno ganado.

-Este años se hace una segunda edición con el Óptimus Primavera Sound (del 7 al 10 de junio) en Oporto (Portugal). ¿Hay planes para seguir con la expansión?

-En Europa, de entrada no. Sabemos que hay más ciudades con interés para exportar el modelo del festival, pero en Europa ya tenemos claro que no debe de haber más.

-¿América?

-Bueno. hay ciudades de América que se están interesando. Este año vienen tres ciudades a verlo.

-¿Qué bandas destacarías de la oferta de este año?

-Es complicado, porque puedo hacer una recomendación por el disco, y no por el directo. Por disco y por lo que estoy escuchando últimamente, recomendaría los Grimes, de Canadá. Y Other Lives también me están llamando la atención. Bombino también, porque será peculiar ver la línea de la guitarra eléctrica con sus sonidos del desierto, algo que contrasta con el Primavera pero queríamos poner esa púa de provocación.

-¿Qué ha costado más traer?

-The Cure, porque ya llevábamos dos años hablando con ellos.

-¿Cuáles son las líneas rojas del Pimavera Sound?

-Siempre tenemos una parte de provocación que no perderemos, así que no pongamos límites. Hemos tenido contemporánea, experimentación, jazz, ruidismo... Es verdad que empezamos en una escena muy determinada, pero siempre hemos estado trabajando la provocación porque enriquece.

-Supongo que al principio ni soñaríais con que esto se iba a convertir en lo que se ha convertido...

-Para nada. Es un trabajo de paso a paso, de año a año, aportando ideas, y sigue siendo un trabajo en construcción, que cuando miras atrás, dices «buf, qué grande se ha hecho», pero ha sido con la ilusión de añadir actividades, conciertos, escenarios...

-¿Se siente presión para mejorar cada año la edición anterior?

-A todos los niveles: producción, programación... Al acabar cada festival, nos reunimos todos los departamentos para ver dónde han estado los fallos y cómo podemos mejorar. Y luego te van llegando propuestas que vas adaptando.

-¿Qué grupo o artista que se os ha escapado? ¿Tom Waits?

-Con Tom Waits ya casi hemos desistido, porque nunca ha hecho festivales. Nos gustaría tener a Bowie. Una vez lo tuvimos casi cogido, pero fue cuando tuvo el infarto. Suspendió todas las giras y dijo que no actuaría más..

-De entre todas las ediciones celebradas, ¿qué momento se te ha quedado grabado?

-Disfruté muchísimo el año pasado con Pulp. Era su regreso, y la gente lo esperaba con ganas. Creo que hubo comunión público-artista, y además estuvo el momento ese de dedicar la canción «Common people» a los indignados, y se produjo tal explosión... A mí me cogió en la explanada, con toda la gente saltando. Creo que ha sido uno de los momentos más espectaculares del festival.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.