Arte

Arte

Saatchi agita las posibilidades de la fotografía en la era digital

Día 25/04/2012 - 03.46h
Temas relacionados

La célebre galería londinense inaugura hoy su primera gran exposición sobre arte fotográfico en una década

El galerista londinense y agitador de conciencias, Charles Saatchi, se ha propuesto elevar el perfil de la fotografía en la escena del arte contemporáneo de la capital británica con la exposición «Out of Focus» (desenfocado), que se inaugura hoy en la espectacular sede de la Saatchi Gallery en Chelsea. Es la primera gran muestra de fotografía en la galería desde hace más de una década, tras la polémica «I am a camera» de 2001. Esta vez, los responsables del museo han seleccionado obras de 38 artistas de diferentes países, todas ellas parte de la colección Saatchi.

«A diferencia de Nueva York, la fotografía ha sido hasta ahora un mundo separado del arte contemporáneo; ahora, estos dos universos comienzan a colisionar en el trabajo de artistas jóvenes a los que esto no les da miedo, y que están cuestionando los límites tradicionales de lo que es una fotografía», explica a ABC Rebecca Wilson, directora de la galería.

Las obras de artistas y fotógrafos de Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Sudáfrica, Francia Benín o Finlandia –no incluye ningún español– inundan las doce salas de la fastuosa sede a la que se mudó el museo en 2008, generando una sensación inicial de sobreabundancia y ausencia de hilo conductor. Pero, poco a poco, emergen tanto las verdades eternas del arte fotográfico como interesantes incursiones en nuevos territorios.

Omnipresencia del desnudo

Como era de esperar, la selección de Saatchi ha primado el tratamiento del desnudo, quizás la constante más inevitable en el ojo humano. Así, la muestra incluye los desnudos domésticos y relajados del artista sueco JH Engström, los cuerpos devueltos al bosque de Ryan McGinley o los retratos «queer» provocativos y reivindicativos de AL Steiner, la componente de las Chicks on Speed.

La aprehensión del paisaje por el artista basado en Nueva York, David Benjamin Sherry, las centrales eléctricas como manifestación del «poder americano» de Mitch Epstein, o la «re-mapización» del plano de París de los dioramas del artista japonés, Sohei Nishino, apuntan por su parte a distintas maneras de comprometerse con el entorno.

La primera sala está dedicada a los potentes retratos de la conocida fotógrafa estadounidense, Katy Grannan. Un recorrido callejero por los personajes –viejos, travestis, viudas, negros...– que pueblan los boulevares de Los Angeles y San Francisco, donde el consentimiento de los retratados confiere a las imágenes un luminoso aire teatral.

Además, ocupa un llamativo papel central la obra de artistas-documentalistas que trabajan con imágenes de archivo. «Son fotógrafos que no hacen fotos», nos explica Wilson. «Queríamos reunir obra de gente que trabaja de manera diferente a lo habitual, de forma rara, no somos el lugar para una fotografía documental más clásica», reconoce. Así, John Stekazer se «reapropia» de fotos que ha ido encontrando en rastros, mercados, postales o tiendas de libros viejos, mezclando elementos de distintos rostros. Un «robo» que termina en «violación».

Interesante dúo de artistas sudafricanos

Destaca especialmente la obra de Adam Broomberg y Oliver Chanarin, el dúo de artistas sudafricanos residentes en Londres. Con imágenes de los archivos de Belfast sobre los años de plomo –«the troubles» (problemas), en inglés»– construyen un fascinante micro-retrato de otras violencias, más cotidianas –pequeños robos, violencia juvenil, gamberradas infantiles–.

En la seria «Alias», rescatan una espeluznante y delicada versión radical de la joven Ana Frank. Está compuesta por viejos negativos restaurados, encontrados en un archivo polaco, que recogen los desnudos de una joven del gueto de Varsovia que se evadía así, con sus amigos en el estudio fotográfico de sus padres, del horror exterior.

«En la era digital, la gente puede interactuar con la imagen, coger un momento y expandirlo y explorarlo en nuevas dimensiones», nos explica Chris Levine, uno de los artistas de la muestra. «La tecnología ha ampliado mucho el campo de acción, ahora podemos ver formas de imágenes que nunca habíamos podido ver», afirma.

La muestra estará abierta hasta el 22 de julio. El acceso a la Saatchi Gallery es gratuito.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.