España

España

España / «caso de los niños robados»

El padre adoptivo de la «niña robada» reconoce a Sor María como la persona que se la dio

La madre adoptiva no reconoce su firma en los documentos del proceso de adopción y el padre dice que no pagó por la criatura porque la religiosa le dijo que la familia biológica tenía posibles

Día 13/04/2012 - 20.27h
fotos: efe
imagen anteriorimagen siguiente

Compartir

Alejando Alcalde, el padre adoptivo de una niña usurpada de las manos de su madre en 1982, ha reconocido a Sor María Gómez Valbuena como la persona que le dio a su hija en la clínica Santa Cristina de Madrid bajo la argumentación de que su madre no tenía dinero para su manutención. Los padres adoptivos de Pilar Alcalde han acudido esta mañana a los Juzgados de Plaza de Castilla para declarar como testigos en la causa que investiga a Sor María por la detención ilegal y falsedad documental en la adopción irregular de Pilar. Esta familia acogió a la niña de forma gratuita pagando solo las facturas por los cuidados de la pequeña en el hospital, ha esgrimido, ya que la religiosa le dijo que la familia biológica tenía posibles.

"Sor María cumplió con sus obligaciones por aquel entonces", ha recalcado Alejandro al precisar que la religiosa era una "asistente social de una maternidad". Asimismo, ha expresado que está muy contento porque ve a su hija contenta y espera que esto se acabe "cuanto antes". "Yo lo que pido es Justicia para el que sea", ha apostillado.

Por su parte, la madre adoptiva de Pilar Alcalde ha asegurado ante el juez Adolfo Carretero que no reconoce su firma en varios de los documentos del proceso de adopción de su hija en el que participó presuntamente la religiosa Sor María Gómez Valbuena.

Sor María defiende su inocencia

Los padres adoptivos han declarado ante el magistrado después de que Sor María se negara a declarar por estos hechos, si bien defendió su inocencia en una carta abierta a la opinión pública. La denuncia en la que le investiga Carretero, dentro de la causa general de los niños robados, es el caso de una madre que dio a luz a su hija en marzo de 1982 en la clínica Santa Cristina de Madrid.

A la salida de la declaración, el abogado Guillermo Peña, que representa a la asociación SOS Bebés Robados, ha manifestado que Juanita no ha reconocido su firma en varios de los documentos en el que aparece su rúbrica. A preguntas sobre si solicitará un informe caligráfico para comprobar a quién corresponde la letra, el letrado no lo ha descartado en aras de comprobar si Sor María podría haber incurrido en un delito de falsedad documental.

La citación de Juanita y Alejandro Alcalde se ha producido a instancias del juez para comprobar si los padres tenían conocimiento de que María Luisa Torres, la madre natural de Pilar Alcalde, quería desprenderse de su hija al nacer y darla en adopción, un extremo que negó la propia María Luisa ante el magistrado.

Durante el interrogatorio, Juanita ha explicado que se pusieron entonces en contacto con varias diputaciones provinciales para adoptar un bebé, pero Sor María se ofreció a conseguirles un hijo ante las dificultades que entrañaba un proceso de adopción. A las pocas semanas, la monja les comentó que una madre quería desprenderse de su hija al no tener posibles para su manutención, facilitándole los trámites para su entrega. Según Peña, de la declaración de la madre se desprende que "no está claro el consentimiento que exigía la Ley" en el caso de adopciones, ya que hay documentos que "la madre dice no haber firmado". "Esto es una adopción irregular porque está basado en documentos falsos", ha aseverado.

80.000 euros en gastos hospitalarios

Alejando Alcalde ha comentado que la niña estuvo 60 días en la incubadora. Los gastos ascendieron a 80.000 euros. El padre de Pilar ha contado que la monja le advirtió en un primer momento de que la niña estaba "muy malita" y le ofreció la posibilidad de entregarle otro bebé, algo de lo que se opuso. Según Alejandro, Sor María cumplió con sus obligaciones "por aquel entonces", puesto que era una "asistente social de una maternidad".

Durante años, Alejando iba "orgulloso" al convento de las hermanas de la Caridad, en la calle General Martínez Campos, para que Sor María viera a Pilar porque fue "la mujer que le consiguió a su hija". Pero la buena relación terminó cuando la niña quiso encontrar a su madre. Además, ha contado que rompió la relación con la monja después de que ésta le comentará que la madre natural no quiso dar sus datos cuando le entregó a la pequeña y que desconocía su paradero. "He estado luchando 15 años para que mi hija encontrara a su madre. He luchado por el amor a mi hija", ha recalcado. Asimismo, ha expresado que está muy contento porque ve a su hija contenta y espera que esto se acabe "cuanto antes". "Yo lo que pido es justicia para el que sea", ha apostillado.
  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

Mirando a La Habana

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

González Pons no será candidato en Valencia

PIDO LA PALABRA
Paloma Cervilla

Asesinos salvajes

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

Ana Mato se va, pero se queda

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Sáenz de Santamaría se congratula por la ausencia de "daños personales" porque "ya había allí gente trabajando"

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.