Canarias

Canarias / panorama

Líder autocrático

Compartir

Si tuviésemos que dar por buena la calificación de líder natural a Rivero, habría que suscribirlo en el grupo de los autocráticos

Día 11/04/2012 - 15.52h

Dice Perestelo, secretario de organización de CC, tal vez henchido de un seráfico agradecimiento hacia su jefe, Paulino Rivero, que éste es el “líder natural” de su formación política, porque es quien tiene mas apoyos en las islas (sic). Esto solo puede entenderse en clave congresual. Su pensamiento debe estar volcado en ese congreso que su formación política va a celebrar en el mes de junio. Porque parece más una reacción propia de quitamotas que de alguien realmente convencido de lo que dice. Y es que Perestelo parece no haberse enterado que en su coalición existe un sector importante que rechaza a Rivero como presidente y que considera sus palabras como “un claro intento de manipulación”. Es más, la mayoría de sus conmilitones creen que intenta evitar el necesario debate que demandan sobre el futuro de la coalición.

El liderazgo, en todos los órdenes de la vida, es algo que se aprende y se adquiere con el tiempo y un buen trabajo. Y el presidente Rivero ha tenido muchas oportunidades a lo largo de su dilatada vida política para poder adquirir esa consideración, pero no las ha aprovechado. Porque ni inspira seguridad ni aporta valores a nadie, salvo a Perestelo, cuando esas dos características son básicas para obtener la condición de líder natural. Aunque también es cierto que ser líder no significa que tenga que ser bueno ni malo, es un poder que se aplica tanto para hacer el bien como para destruir. ¿Cuál de éstos sustantivos es el que prefiere Perestelo para enjaretar a su jefe Rivero?

No obstante, si tuviésemos que aceptar la calificación de líder natural para Rivero, tendríamos que suscribirlo en el grupo de los autocráticos. En el de esos líderes que ejercen el poder de manera unilateral y ordenan a su militancia lo que deben hacer. En ese grupo en el que la interacción entre ellos es muy simple: yo mando e impongo y tú obedeces. Hay ejemplos evidentes. Uno de los más significativos se produjo en estos días. Me lo confirmaba un alto cargo de la administración autonómica cuyo nombre me reservo por respeto a sus deseos. Me decía este gerifalte que Rivero, sin mediar el más mínimo intercambio de opiniones con sus compañeros, se empeñó en que CC apareciese ante la opinión pública como contraria a las prospecciones petrolíferas. A pesar de que, hace escasos meses, se había decantado públicamente por su explotación. Pero volvió, una vez más, a precipitarse en sus determinaciones. En esta ocasión su obstinación le llevó a adoptar una decisión no compartida por la mayoría de militantes de la coalición, quienes la han aceptado con resignación para evitar cualquier conflicto interno. Y es que, para ser un buen líder, o líder natural, no basta con que alguien te nomine, sino que hay que ganárselo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.