Sociedad

Sociedad

Los lunes por la mañana hay más riesgo de que sufras un infarto

Entre las seis de la mañana y el mediodía, hay un 40% más de probabilidades de sufrir un infarto respecto al resto de la jornada y la probabilidad de morir por ello es el 29% más alta

Día 04/04/2012 - 12.06h
Los lunes por la mañana hay más riesgo de que sufras un infarto
abc
Las primeras horas de la mañana, críticas a la hora de sufrir un infarto

Compartir

El director de la Clínica Médica de la Universidad de Ferrara, Roberto Manfredini, ha demostrado que existe un mayor riesgo de muerte por motivos cardiovasculares a primeras horas de la mañana, sobre todo lunes por la mañana es el momento más crítico, sobre todo en Invierno.

Ciertamente, las enfermedades cardiovasculares se ven agravadas por factores de riesgo como el tabaco, la hipertensión, el colesterol alto y el sobrepeso, una mezcla que obstruye el corazón y los vasos sanguíneos. Sin embargo, que «la bomba explote, lo decide el reloj biológico», como cuenta el líder de este estudio en el diario «Corriere.it».

«Los ritmos cardíacos del organismo se vuelven más susceptibles a infartos y otros eventos cardiovasculares en unas horas más que en otras. Es erróneo pensar que las horas más peligrosas son las que vienen después de una dura jornada de trabajo», explica Manfredini. Según datos recogidos por el cronobiólogo desde los años ochenta, las primeras horas de la mañana, en particular las primeras tres horas después de despertarnos, son las más peligrosas para tener un infarto.

«Los infartos por la mañana son fatales»

Como revelan los resultados de numerosas investigaciones de este científico italiano, entre las seis de la mañana y el mediodía, hay un 40% más de probabilidades de sufrir un infarto respecto al resto de la jornada y la probabilidad de morir por ello es el 29% más alta. «Los infartos por la mañana son a menudo fatales».

Por la mañana diversos factores como el despertar, el aumento de la actividad física, la frecuencia cardíaca y la mayor síntesis de cortisoles debido al estrés del comienzo de la jornada, inducen a un incremento de la demanda de oxígeno.

Además, después del despertar es mayor la vasoconstricción de las coronarias, la adrenalina en circulación es más abundante y las plaquetas tienden a ser mayormente adhesivas favoreciendo la formación de trombosis. Todo esto se traduce en una reducción de la disponiblidad de oxígeno, un amento de la presión y una mayor inestabilidad de placas arteiroescleroticas, que pueden romperse provocando un infarto e incluso un ictus cerebral ya que la presión puede provocar pequeños aneurismos cerebrales.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.