Internacional

Internacional

Dimite el presidente de Hungría, acusado de plagiar su tesis

Compartir

Había copiado a un experto búlgaro su estudio sobre los Juegos Olímpicos

Día 03/04/2012

En plena tormenta política europea por la polémica gestión del primer ministro Víktor Orban, la dimisión del presidente de Hungría, Pal Schmitt, añade incertidumbre a las ya complejas relaciones entre Budapest y Bruselas. Schmitt anunció ayer que presentaba su dimisión para no convertirse en un elemento de división entre los húngaros después de que la universidad Smmelweiss de Budapest haya considerado que su tesis doctoral ha sido un plagio.

Schmitt, antiguo campeón de esgrima y exembajador en Madrid, no fue nunca una figura que suscitase el apoyo unánime del pueblo húngaro, pero ahora su dimisión aumenta la inestabilidad interna justo cuando el gobierno de Budapest lucha por evitar una declaración de quiebra y obtener el apoyo de sus socios europeos y del FMI en circunstancias económicas muy adversas.

Ayer formalizó su dimisión con una escueta carta en la que se limita a constatar su decisión diciendo que, «por el interés de Hungría y de la unidad nacional, dimito de mi puesto de presidente de la República». Ante los diputados lo explicó de una forma un poco más extensa: «Dado que, según la Constitución, el presidente debe representar la unidad de la nación húngara y que mi persona se ha convertido desgraciadamente en sinónimo de división, siento que mi deber es separarme del cargo».

Retirada del título

Aunque el viernes todavía sostenía que no pensaba renunciar, desde el jueves su situación se había vuelto insostenible al ser anunciada la decisión del consejo (Senado) de la Universidad de Smmelwleiss de anular la calificación de la tesis doctoral que presentó hace veinte años sobre la historia de los Juegos Olímpicos y retirarle por tanto su grado de doctor. El escándalo lo había sido sacado a la luz la revista HVG en enero, al revelar que numerosos pasajes de la tesis presentada entonces por el presidente dimisionario habían sido copiados de la obra de un experto búlgaro en historia del deporte llamado Nikolaï Georgiev. La Universidad ha constatado ahora que más de tres cuartas partes de las 215 páginas de la tesis correspondían a textos del búlgaro.

Hasta ahora Schmitt había sido un apoyo esencial para muchas de las controvertidas decisiones del primer ministro, cuyo partido (Fidesz) afronta críticas diversas desde Bruselas, ya sea a causa de la ley de Prensa, el nombramiento del presidente del Banco Central o la reorganización del cuerpo judicial. Hasta ahora Schmitt ha apoyado sistemáticamente las decisiones de Orban a pesar de las dudas que se han suscitado en otros países. Y en última instancia ha apelado a argumentos nacionalistas para defender criterios que enfrentan a Orban con sus socios de la UE.

En busca de sucesor

Según la Constitución, antes de que pase un mes debe someterse al Parlamento una nueva candidatura, que deberá ser aprobada por una mayoría de dos tercios. Puesto que Orban dispone de esa abrumadora superioridad, no tendrá ningún problema en imponer a un nuevo jefe del Estado, a pesar de que Attila Mesterhazy, el líder de la oposición socialista ha sugerido que se vuelva a nombrar a Laszlo Solyom, que ya ocupó este puesto entre 2005 y 2010. La inquietante oposición de la ultraderecha ha propuesto que el nuevo presidente sea elegido por votación popular.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
Cintas transportadoras en la calles para vehículos
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.