Economía

Economía

El Gobierno autoriza la búsqueda de petróleo en Canarias

Repsol no comenzaría la producción de petróleo hasta dentro de unos ocho años, y sería equivalente al 10% del consumo diario de nuestro país

Día 02/04/2012
El Gobierno autoriza la búsqueda de petróleo en Canarias

Compartir

El grupo Repsol recibió ayer del Consejo de Ministros la autorización definitiva para que pueda empezar los trabajos de prospección a unos 61 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura para confirmar que existe petróleo en aquellas aguas. Los primeros estudios realizados hace diez años apuntaban que podía haber una importante cantidad de petróleo que sería, como mínimo, de unos 100.000 barriles al día. Esto representa el 10% del consumo diario de nuestro país, que tiene una elevadísima dependencia energética, ya que se ve obligado a importar más del 99% del crudo y del gas que necesita.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, insiste en que España no puede permitirse el lujo de no buscar petróleo para reducir esa dependencia.

El Gobierno autoriza la búsqueda de petróleo en Canarias

Con esta decisión del Consejo de Ministros, el Gobierno de Mariano Rajoy retoma el plan puesto en marcha en 2001 por José María Aznar y que se tradujo en un decreto, aprobado el 21 de diciembre de aquel año, que autorizaba a Repsol a investigar la existencia de hidrocarburos en aguas de Canarias. Sin embargo, el Tribunal Supremo paralizó el proyecto tres años después por cuestiones medioambientales. Más tarde, Zapatero, ante las protestas en las Islas y por temor a que Marruecos que sumara a la polémica, guardó este plan en un cajón.

No obstante, entre 2002 y 2004 Repsol aprovechó el tiempo y realizó los preceptivos estudios sísmicos, en los que ya invirtió unos 10 millones de euros.

Estudio medioambiental

Ahora, la petrolera seguirá el procedimiento habitual y empezará a realizar un exhaustivo estudio medioambiental En este proceso, cualquier particular, organización, asociación o partido político puede presentar las alegaciones que estime oportuno. Hasta que Repsol no obtenga la declaración positiva del Ministerio de Industria no podrá comenzar con los sondeos exploratorios. La petrolera subraya que «en los más de 30 países en los que tiene actividades de exploración y producción, la compañía aplica los estándares medioambientales más estrictos».

En este punto, y para aclarar alguna controversia, hay que subrayar que, según fuentes de Industria, las prospecciones de hidrocarburos en el mar son competencia del Gobierno de la nación y solo cuando son en tierra corresponde a la comunidad autónoma afectada.

El siguiente paso sería la realización de los sondeos exploratorios en los nueve bloques previstos en el proyecto. En concreto, se realizará un primer sondeo para definir la estructura del reservorio.

Para ello, utilizará un buque de altísima tecnología, denominado de «posicionamiento dinámico», que le permite permanecer inmóvil sobre las aguas en alta mar mientras realiza los trabajos correspondientes. Es un barco de sexta generación, cuyo alquiler diario cuesta alrededor de un millón de dólares (770.000 euros). Es la tecnología más avanzada y son muy pocas las petroleras del mundo que pueden acceder a ella. Repsol ya la utiliza tanto en el golfo de México como en Brasil.

Las bolsas de petróleo se encontrarían a más de 3.000 metros de profundidad. En concreto, hay unos 1.000 metros de lámina de agua y otros 2.000 metros de subsuelo marino. Este proceso exploratorio tardará otros dos años. Por lo tanto, el yacimiento no entraría en producción comercial hasta dentro de unos ocho años. A partir de entonces, se crearían unos 5.000 puestos de trabajo en una zona que tiene una tasa de paro del 31%, nueve puntos por encima de la media nacional.

Repsol calcula también que invertirá unos 10.000 millones de euros en un periodo de unos 20 años y que generará unos importantes ingresos a las arcas públicas, incluidas las de las Islas. Asimismo, servirá para equilibrar la balanza de pagos de nuestro país, que el año pasado desembolsó más de 30.000 millones de euros por las importaciones de petróleo.

Crece la presión argentina

Por otra parte, otras tres provincias argentinas se han sumado al acoso contra YPF, la filial de Repsol. Los gobernadores de Mendoza, Neuquén y La Pampa van a rescindir unilateralmente los contratos con la petrolera, como ya hicieran esta semana los de Chubut y Santa Cruz, informa Carmen de Carlos. Los cinco gobernadores, próximos al Gobierno de Kirchner, exigen más inversiones.

Claves

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.