Economía

Economía

Telefónica gana 5.403 millones tras asumir el coste de su ERE

Compartir

La evolución del grupo en Iberoamérica compensa la debilidad del negocio en España

Día 25/02/2012

Telefónica prometió que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 6.500 trabajadores de la compañía no costaría un céntimo a las arcas públicas. Dicho y hecho: ya desembolsó 1.871 millones de euros para afrontarlo. Y eso se ha notado en sus cuentas: la primera compañía del país ganó 5.403 millones de euros en 2011, un 46,9% menos que un año antes, tras el impacto de ese gasto pero también por la debilidad del negocio en España y la ausencia de las plusvalías que generó Vivo en 2010.

La operadora alcanzó ese año su beneficio récord: 10.167 millones. El impacto contable extraordinario de la compra de la filial brasileña aportó entonces 3.476 millones de euros a Telefónica. En 2011 no contó con ese «extra». Pero Iberoamérica sigue «manteniéndose como motor de crecimiento de la compañía», aseguró ayer su presidente, César Alierta, durante la presentación de resultados.

Los ingresos de la multinacional española durante el pasado ejercicio ascendieron a 62.837 millones, un 3,5% más, gracias al crecimiento del negocio en los segmentos de telefonía móvil (sobre todo en los servicios de internet móvil) y de banda ancha.

De ese monto, el 46,5% (29.237 millones) procede ya de la división Telefónica Latinoamérica, que mejoró su negocio un 13,5%. El mercado español, en cambio, mantiene su atonía y representa ahora el 27,5% del negocio del grupo. Telefónica España, que tras la reorganización realizada por la compañía el pasado septiembre se integra en la división Europa, ingresó 17.284 millones (-7,6%) en 2011.

Alierta achacó ese nuevo retroceso a la «complicada coyuntura» que atraviesa el Viejo Continente y a unos servicios de voz lastrados por la «fuerte» competencia del sector y una regulación «adversa». De hecho, la base de clientes de Telefónica cayó en España un 2,8% hasta 44,2 millones de usuarios minoristas, mientras que la del grupo a nivel global creció durante el pasado año un 7%, hasta los 306 millones. Esa evolución del negocio en nuestro país obligó a la compañía a renovar todas sus tarifas móvil, lo que le ha permitido ya frenar la fuga de clientes que sufría.

Alierta defendió ayer las cuentas de Telefónica como «sólidas» y anunció para 2012 una retribución al accionista en efectivo de 1,3 euros por título y una recompra de acciones para llegar a un dividendo de 1,5 euros. La compañía, que remuneró el año pasado a su cúpula con 28,1 millones de euros, congelará el sueldo fijo de su consejo este año y por segundo consecutivo y reducirá un 13% el variable del presidente y de la alta dirección.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.