Internacional

Los niños somalíes son «carne de cañón» de la guerrilla islamista

Día 02/04/2012 - 13.10h
Temas relacionados

«Human Rights Watch» denuncia a Al Shabaab y a los numerosos grupos paramilitares que operan en el país

A los mandos de su vehículo, el keniano Kenneth Kisentu lamenta el retraso. Pese a que sus superiores le «prometieron» que para navidades descansaría en Narok, su localidad natal, desde entonces este soldado perteneciente al destacamento del Ejército de Kenia en Somalia permanece atrapado en el campamento militar de Liboi, en plena frontera entre ambos países.

«Quizá fuimos demasiado optimistas en nuestros cálculos, pero no desfallecemos», destaca a ABC Kisentu, quien conduce un camión de suministros para el Ejército.

Su confianza, dadas las circunstancias, es de envidiar: A mediados del pasado mes de octubre, el Gobierno de Nairobi -de manos de la comunidad internacional- lanzó en territorio somalí la operación «Linda Nchi», una medida de castigo ante los últimos secuestros de extranjeros protagonizados en la frontera por la milicia islamista de Al Shabab (entre ellos, el de las españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut).

La intervención, cuyo principal objetivo era la toma de Kismayo (considerado el nido de la serpiente islamista), debía durar solo unos días. Sin embargo, desde entonces han pasado ya más de cuatro meses.

Y las víctimas, no son solo las familias de soldados como Kisentu.

Según denuncia la organización Human Rights Watch, en los últimos meses, centenares de menores de edad han sido empleados como «carne de cañón» por los actores participantes en el conflicto, desde el grupo islamista, a las milicias privadas que operan bajo el amparo del Ejército de Kenia.

En el informe titulado «No es lugar para los niños: Reclutamiento infantil, matrimonio forzado y ataques a escuelas en Somalia», la organización acusa a la insurgencia islamista de obligar a cada vez más niños -algunos de ellos de solo 10 años de edad- a unirse a sus filas, bien como parte integral de sus fuerzas o bien como terroristas suicidas. De igual manera, el grupo denuncia que las fuerzas del Gobierno y sus milicias asociadas violan todos los acuerdos humanitarios contraídos previamente al utilizar también a los niños como soldados.

«Los espantosos» abusos cometidos por las milicias islamistas «no excusan el uso que el Gobierno Federal de Transición hace de los niños soldado», destaca la subdirectora del departamento de protección infantil de Human Rights Watch, Zama Coursen-Neff

Los grupos militares, eso sí, niegan la mayor. No es extraño. Cuentan con el beneplácito de la comunidad internacional.

«Nuestro organización no ha usado, ni usará, nunca a menores de edad», señala a este diario el general Ahmed Islam Madobe, quien apoyado por el Gobierno de Kenia (y por ende, por la comunidad internacional) dirige la milicia privada «Raskanboni». No en vano, la totalidad del sueldo de sus subordinados -350 dólares mensuales por persona- es costeada desde Nairobi.

Madobe -un versión posmoderna de los señores de la guerra que en los 90 aterrorizaron la región- es fiel reflejo del maniqueísmo del conflicto. En la actualidad, este líder paramilitar acaudilla a un grupo formado por al menos 220 soldados con el objetivo de la construcción de una nueva Somalia. Noble deseo, aunque para que ello haya que usar (presuntamente) a menores de edad.

«Nuestra única meta, como la del Gobierno de Kenia y Somalia, es la expulsión de la milicia de Al Shabab. Somos los defensores de la región frente al islamismo radical», destaca el guerrillero.

Casualidad o no, a solo metros de él, un joven sonríe al escuchar estas últimas palabras. Pese a que su cara tan solo refleje una recién estrenada pubertad, quizá su oído ya sepa decodificar la hipocresía. Y más importante aún, el mercadeo internacional de su futuro.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lección de historia desde Asturias

La inanidad de Occidente ante el avance de la barbarie islámica clama al cielo, especialmente en España

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Dónde ahorrar en el mes «barato» del verano

EVA BÁRCENA. En septiembre se ahorra en la costa, en el alquiler de apartamentos y en los viajes fuera de España, pero no tanto en las ciudades

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.