Sociedad

Sociedad

Prohibir el manos libres: la conversación es la que distrae al conductor

Las distracciones durante la conducción son la primera causa de accidentes con víctimas en España

Día 20/02/2012 - 17.46h

Compartir

«Ningún “e-mail”, mensaje de texto o actualización, merece la pérdida de una vida humana» sentencia con rotundidad la agencia estadounidense encargada de la seguridad en los medios de transporte (la NTSB, una especie de DGT a la americana) que propone prohibir el uso de todo tipo de dispositivos electrónicos al volante.

La investigación de un accidente ocurrido en 2010 en Missouri reveló que el conductor involucrado intercambió varios mensajes de texto en los minutos previos al accidente en el que murieron dos personas.

Un estudio de 2009 realizado por el Instituto Tecnológico de Virginia afirma que conducir mientras se marca un número de teléfono o se manipula algún dispositivo electrónico eleva las posibilidades de sufrir un accidente. Por eso, la recomendación de la NTSB se extendería también a los dispositivos manos libres, ya que para marcar y colgar, o atender una llamada, los ojos deben desviarse de la carretera.

Intereses comerciales y distracción

En España, la Dirección General de Tráfico va más allá y sostiene que lo que distrae no es llevarse el teléfono a la oreja sino la propia conversación. Mario Arnaldo, presidente de la Automovilistas Europeos Asociados (AEA) también apunta en esta dirección, a pesar de la falta de datos específicos en España sobre la naturaleza de las distracciones en colisiones y accidentes, la conversación influye en la atención del conductor por el elemento «sorpresivo» de la llamada.

Nuria Alonso, directora de comunicación en el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), apunta también a la pérdida de concentración: «Cuando tú entablas una conversación de más de 30 segundos, lo que haces es perder atención en la conducción»; aunque no defiende la prohibición, sí recomienda un uso responsable.

Arnaldo apunta en el caso español a intereses comerciales en la elaboración de la ley; la propia DGT reconoce la peligrosidad en la manipulación de teléfonos y navegadores, pero su uso durante la conducción supone una excepción en la normativa.

En EEUU más de 3.000 muertes en accidentes de tráfico en 2010 se debieron a distracciones. En España, fueron la causa de un 38% de los siniestros, lo que supuso más de 1.000 muertes por falta de atención en la carretera. La Guardia Civil presentó más de 116.000 denuncias por el uso del teléfono móvil.

Las posibilidades de sufrir una colisión mientras se utiliza el teléfono móvil se multiplican por cuatro.

Aunque en España los mensajes de texto no han supuesto un problema significativo en el tráfico estos años, la llegada de la popular aplicación WhatsApp se ha convertido en un nuevo reto para los conductores que aprovechan cualquier semáforo para consultar actualizaciones aumentando las posibilidades de verse involucrados en una colisión.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

Manifestación de nuestra decadencia

«¿Cuántos ciudadanos deben ser asesinados antes de que se justifique el uso de nuestras Fuerzas Armadas?»

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.