Economía

Economía

¿Podrá el «plan Guindos» abrir el grifo del crédito de los bancos?

De Guindos ha dado un año a los bancos para acometer su saneamiento y cuatro meses para las operaciones de fusiones

Día 02/04/2012 - 21.10h

Compartir

No sirvió la primera reforma para crear entidades más fuertes. La segunda no sacó el ladrillo de la banca. El Ejecutivo impone ahora un duro saneamiento al sector y obliga a una nueva y feroz oleada de fusiones. Todo con el deseo de devolver la confianza al que presumía de ser el mejor sistema financiero del mundo. La respuesta más difícil de contestar es si cumplirá con su fin último: abrir las compuertas del crédito a empresas y familias, cerradas a cal y canto y crucial para recuperar el crecimiento y el empleo. En esto último coinciden los expertos consultados por Empresa. No lo hacen en los resultados que tendrá la reforma.

ROBERT TORNABEL

Catedrático de Banca, Esade Business School

José Viñals, director de mercados de capitales del Fondo Monetario Internacional, ha venido insistiendo en que sin sanear el sistema financiero no habrá crédito suficiente y no se creará empleo. La reforma que el ministro de Economía presentó es oportuna, pero dura. Se aplicará con diligencia y pretende consolidar el sistema bancario. No existirá banco malo (al estilo de las reformas de Suecia), pero frente a una cartera inmobiliaria de 175.000 millones de euros el Gobierno obligará a la banca a provisionar 50.000 millones. No obstante y a través del FROB ofrecerá 50.000 millones en créditos. No van a ser unos recursos baratos pues se pagará el 8% y serán necesarios planes de ajuste de oficinas y plantillas. Evidentemente,desembocará en nuevas fusiones. El suelo urbanizable deberá estar provisionado en un 80% y las viviendas terminadas en un 35%. Lo difícil para los grupos de cajas que han de salir a Bolsa será encontrar socios y evitar que el Estado se convierta en último término en el socio mayoritario y que se nacionalicen entidades.

MARIO WEITZ

Consultor del Banco Mundial y Profesor de ESIC

La reforma financiera tendrá algunos efectos muy positivos, al facilitar la mejora en la sostenibilidad de bancos y cajas. Los aumentos de provisiones en temas del ladrillo, los incentivos a fusionarse, la financiación del FROB, permitirá mejorar la situación de las entidades y posibilitar a medio plazo el retorno a la financiación de empresas y particulares. Además, la nueva normativa de previsiones va a facilitar la caída del precio de la vivienda en España, lo cual puede permitir la normalización del sector de la construcción.

La idea es buena, al combinar tres elementos: provisiones bancarias, fusiones y financiación pública que no aumente el déficit fiscal. Seguramente también será necesario ajustar plantillas de algunas entidades que tienen poco negocio y muchas oficinas. Un tema importante es el tiempo para el saneamiento, cuatro meses para las fusiones es un plazo escaso, y un año para el saneamiento que parece adecuado.

La ayuda pública no implicará aumentos del déficit fiscal a corto plazo, ya que se financiarán con la devolución de los mismos con un tipo de interés alto. Se cumple así el objetivo de que no le cueste dinero al contribuyente. En particular, me gusta la idea de que lo sustancial del coste de la reforma salga de las mismas entidades y no del FROB. El programa está bien diseñado, y las dudas se refieren a cómo algunas entidades obtendrán recursos. ¿De beneficios, de reservas? Y si tiene la suficiente fuerza para restablecer la tan deseada financiación bancaria a pymes y familias. El peligro es que las provisiones pedidas, al ser importantes, dejen al sistema financiero español en un oligopolio de dos: Santander y BBVA.

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ CAMPUZANO

Estratega de Citi en España

Las nuevas normas de provisiones del riesgo promotor en manos de la banca son contundentes: a través de capital, resultados y emisiones de convertibles se cubrirá el 80% del riesgo del suelo, el 65% del riesgo en promoción y hasta un 35% el resto, viviendas terminadas especialmente. ¿No es suficiente para alejar cualquier duda sobre la salud del sector? ¿Lo es para normalizar de verdad el mercado residencial? ¿Supone el paso definitivo para normalizar el flujo del crédito a la economía?

Es positivo para el sector financiero, aunque ya no podemos desconectarlo de la crisis europea y de las expectativas de un fuerte deterioro de la economía española. Estas medidas son valientes, pero a todos nos hubiera gustado que se hubieran tomado hace tiempo. Un tiempo que en nuestro caso no ha solucionado el problema, más bien lo ha deteriorado más. Pero quizás no se podía hacer antes.

Es fundamental que el precio de la vivienda refleje de verdad la situación de la oferta y demanda. El problema conjunto de sobrevaloración y sobrecapacidad del sector sólo se ha acentuado con la acumulación de suelo, promociones y viviendas en la cartera de la banca. Y sinceramente, prefiero que un ajuste adicional en los precios nos permita un ajuste más rápido en la construcción. Vamos por el buen camino para normalizar el crédito interno pero lamentablemente estamos aún muy lejos de lograrlo. El riesgo país lo condiciona todo. Y es imprescindible mejorar las perspectivas de crecimiento, haciendo más solvente la demanda de crédito.

SANTIAGO CARBÓ

Catedrático de Análisis Económico

La reforma bancaria que se acaba de aprobar supone un avance importante para el sector bancario español con un reconocimiento explícito de la existencia de un deterioro de activos pero la gran pregunta ahora es si será suficiente para devolver la confianza.

Hay circunstancias que pueden acabar conciliando las provisiones estimadas (50.000 millones de euros) con las que finalmente se aporten, aunque no todo sea como aparenta. Muchos bancos están adelantando ya, de hecho, considerables provisiones en el cierre de sus cuentas de 2011. Por otro lado, aún existen provisiones dinámicas disponibles que podrían aplicarse y que deben estar en el entorno de los 15.000 millones.

En todo caso, si se considera el problema de forma dinámica —y teniendo en cuenta el empeoramiento de las condiciones macroeconómicas— el deterioro de los activos ha ido a más en los últimos meses e irá a más durante este año. Y, además, existen refinanciaciones y otras modalidades de crédito promotor que pueden no estar consideradas como exposición al riesgo. Por eso, tal vez, esa nueva provisión dinámica para riesgo promotor del Gobierno puede ser una idea razonable pero que se establezca en el 10% en lugar de un porcentaje más alto es lo que hay que explicar de forma más clara.

MANUEL ROMERA

Director del sector financiero del IE Business School

Sin duda el Gobierno ha anunciado una reforma que era absolutamente necesaria, y lo ha hecho de forma valiente y a la vez estresante, al dar un plazo máximo de un año a las entidades para ponerse al día. Precisamente esa velocidad exigida a la hora de sanearse va a provocar que las entidades entren este año en pérdidas o queden al borde de ellas. Eso las empujará a buscar socios de fusión.

Más complicado resulta saber si ese afloramiento del problema del ladrillo va a suponer un relajamiento para bancos y cajas. El sector acumula 338.000 millones de euros en el negocio promotor. De ellos, 170.000 son problemáticos. Y se van a provisionar 50.000. Quedarían todavía en la cartera de la banca unos 70.000 más por cubrir.

Puede parecer un esfuerzo enorme, pero para que baje más el precio de los pisos la gente tiene que ver que el precio que se ofrezca sea atractivo. Y sobre todo que los bancos estén dispuestos a ofrecer préstamos para la compra de esas viviendas.

Al menos a corto plazo esto no va a ser posible. Los deberes que se han puesto a la banca —más capital, más provisiones— van a estrangular aún más el flujo del crédito. Otra cosa es en el medio plazo: la reforma entonces puede ser eficaz, pero solo si viene acompañada de un repunte de la actividad y, sobre todo, del empleo. Que familias y empresas vuelvan a ser solventes a ojos de la banca del país.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.