C. Valenciana

C. Valenciana

Una niña de 13 años da a luz y oculta el cadáver del bebé en un armario

Su primo abandonó el cuerpo en un solar, pero la menor fue descubiertaal ser examinada por los médicos

Día 25/01/2012

Compartir

La muchacha dio a luz en su propia casa, sin que sus padres supieran lo que estaba ocurriendo. Cuando comprobó que el bebé había nacido muerto, se asustó y guardó el cuerpo en el armario de su dormitorio. Poco después, su primo de 15 años lo descubrió y ambos decidieron arrojarlo a un descampado, para mantener en secreto lo sucedido.

Al menos es la versión que ha ofrecido a la Guardia Civil una niña de 13 años de nacionalidad búlgara que supuestamente ocultó el embarazo a sus padres, y cuya historia ha sobrecogido a la población alicantina de Orihuela. Los hechos han trascendido porque la menor sufrió una hemorragia provocada por el parto. Los padres la llevaron entonces al Hospital Vega Baja de Orihuela, donde los médicos detectaron que había dado a luz hacía pocas horas.

Sufrió una hemorragia

Asustada, la joven confesó al fin lo ocurrido y los padres decidieron poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil. Finalmente, la muchacha acompañó a los agentes a un paraje situado junto al río Segura, donde fue hallado el cuerpo sin vida del bebé. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) informaron ayer de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela ha abierto una causa por la muerte de la criatura.

No obstante, la juez no ha tomado declaración todavía a ninguno de los implicados, ni ha ordenado ninguna medida cautelar, pues se encuentra a la espera de que el informe de la autopsia determine las causas del fallecimiento del recién nacido.

En caso de que los forenses confirmen que el bebé nació muerto, o bien que falleció durante el parto, las diligencias quedarán archivadas. Solo en el supuesto de que detectaran que sufrió una muerte violenta seguiría adelante la investigación para esclarecer las posibles responsabilidades penales.

Sin responsabilidad penal

La Guardia Civil sí ha tomado declaración tanto a los padres de la muchacha como a su primo de 15 años, e investiga las posibles contradicciones en su relato. Los padres aseguraron que nunca llegaron a enterarse de que su hija había quedado embarazada y han barajado la posibilidad de que quedara encinta durante un viaje realizado hace meses a su país de origen, Bulgaria. Al parecer, la menor no ha ofrecido hasta el momento ninguna información que pueda confirmar este hecho.

Fuentes judiciales indicaron que en caso de tener alguna responsabilidad en la muerte del bebé, la muchacha no es imputable a efectos penales, ya que es menor de 14 años. Por tanto, el juez no podría imponerle ninguna condena, aunque sí ordenar que se someta a algún tipo de medida de reeducación. En dicho supuesto, la Guardia Civil sí investigaría si los padres o su primo de 15 años pudieron tener alguna participación en lo sucedido.

A la espera de la autopsia

Las mismas fuentes apuntaron a que los servicios sociales indagarán la situación en la que se encuentra la familia: solo si la niña estuviera sufriendo una situación de desamparo podría asumir su tutela la Conselleria de Justicia y Bienestar Social de la Generalitat Valenciana. No obstante, dado que la muchacha tiene ya 13 años, en principio descartaron que vaya a ser confiada a una familia de acogida.

Fuentes oficiales de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante eludieron ayer ofrecer cualquier información sobre lo ocurrido. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela se encuentra a la espera de recibir en las próximas horas los resultados de la autopsia para seguir adelante con la investigación.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.