Internacional

Internacional

Domnica, la «misteriosa» moldava del Concordia: «No soy la amante del capitán»

La joven rubia que viajaba sin pasaje en el crucero hundido asegura que el comandante Francesco Schettino «es un héroe porque hizo todo lo posible» por ayudar a los pasajeros a ponerse a salvo

Día 20/01/2012 - 13.36h

Compartir

Domnica Cemortan ha querido dejar muy claro que no es la amante del capitán del Costa Concordia, Francesco Schettino. Esta joven moldava se había convertido en un personaje misterioso ya que aparecía en la última foto tomada con el comandante antes de que se fueran las luces tras el choque del crucero y en el bote salvavidas junto a otros oficiales.

Las dudas surgían acerca de su identidad ya que esta mujer rubia no aparecía en la lista de pasajeros del crucero, hasta que las investigaciones oficiales descubrieron que se hospedaba en la sala anexa a la sala de mandos, como supuesta invitada del comandante Schettino.

«No soy la amante de Franco», ha repetido contiunamente en una entrevista para el periódico italiano «Corriere.it» en la que no acalara su función en el crucero pero sí cuenta que ella no cenó con el comandante, «sino que él pasaba por su mesa cuando le tomaron la foto».

A su llegada a Moldavia no fue recibida con honores pese a «haber ayudado a muchos pasajeros a salvarse», como apunta Domnica. Fue entrevistada por una televisión de su país en la que «incidían mucho en mi relación con Franco pero hasta que no miré en Internet y me llamaron mis amigas italianas no entendía lo que estaba pasando», cuenta.

En el puente de mandos como traductora

La joven rubia asegura haber ayudado al capitán Francesco Schettino en el puente de mandos a traducir los mensajes que daba a los pasajeros al ruso. «El ruso es mi segunda lengua», cuenta esta moldava con nacionalidad rumana.

Domnica Cemortan es la única fuente que oficialmente haya defendido a Schettino, la persona más odidada por los italianos. Incide en que el comandante estuvo en todo momento coordinando las labores de rescate. «Es un héroe porque hizo todo lo posible» por ayudar a los pasajeros a ponerse a salvo. «Estoy segura de que se quedó hasta el final en el puente de mandos», asevera.

Cuando se le pregunta qué hacía en el crucero, la moldava contesta. «Acabo de terminar un periodo de seis meses como azafata internacional y quería hacerme un crucero con mis amigos que trabajan a bordo. ¿Quiénes? No os lo digo. El billete lo compré en Italia con mi dinero».

Esta declaración contradice a la de la madre de Domnica, quien en la web rumana Adevarul cuenta que el billete fue comprado por uno de sus hijos en Chisinau.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El ladrón de melones cazado con las manos en la calva
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.