España

España

Los papeles del engaño

La documentación que ABC publica hoy prueba que el Gobierno de Zapatero ocultó, entre otros, el dato del desfase del déficit

Día 12/01/2012 - 13.51h

Compartir

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero nunca informó al PP de que se encontraría un déficit público superior al 8% en 2011, que le obligará a hacer un ajuste económico que ronda los 40.000 millones, el doble de lo previsto, como así consta en los documentos a los que ha tenido acceso ABC. A pesar de que en el proceso de traspaso de poderes le pidió por escrito este dato, los socialistas prefirieron mirar para otro lado y no sustentar sobre el papel las afirmaciones de su vicepresidenta económica. Elena Salgado había sostenido el 18 de noviembre, dos días antes de las elecciones generales, que España cumpliría «con comodidad» el objetivo de déficit público al 6%.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio por bueno en su discurso de investidura el dato de la titular de Economía. El día 19, cuando llegó al Parlamento del que saldría elegido presidente, ya sabía que el Ejecutivo socialista no había contestado a la petición de los dirigentes populares sobre la «estimación de déficit para cierre de 2011 y previsiones para 2012». Probablemente por eso, dejó caer que si ese dato no se ajustaba a la realidad tendría que subir los impuestos. Nadie le despejó sus dudas. El día 27 se confirmaron sus temores y la Intervención General del Estado reconoció sus sospechas de que el déficit se había disparado. Lo que desconocía era la cifra concreta del 8%.

Traspaso de poderes

La información a la que ha tenido acceso ABC prueba que el proceso de traspaso de poderes no fue tan «modélico» como decía el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, el 28 de noviembre de 2011. Y no fue tal porque el Partido Popular tuvo que advertirle el 16 de diciembre de que había información que no le había sido enviada. Era el final de un camino que se inició el 25 de noviembre con la reunión que celebraron las delegaciones encabezadas por Soraya Sáenz de Santamaría y Ramón Jaúregui y que abrían el proceso de traspaso de poderes entre el PP y el PSOE.

Estos contactos tuvieron su continuación los días 29 y 30 de noviembre y 1 de diciembre. Los populares reclamaron una abundante información de los distintos departamentos ministeriales. Parte de ella llegó, pero no toda, entre ellas el dato específico sobre déficit público. El PP insistió y le envió al Gobierno un documento de 27 folios en el que enumeraba «las principales cuestiones que no han sido remitidas por parte del Gobierno y que figuraban entre las solicitudes de información que fueron entregadas a los distintos Ministerios, en las reuniones de traspaso celebradas los días 25, 29 y 30 de noviembre, así como el día 1 de diciembre».

La respuesta que recibió tres días después, el 19 de diciembre, por parte de José Luis de Francisco, secretario de Estado de Asuntos Parlamentarios, no aclaraba nada y le remitió a las jornadas posteriores, ya con Mariano Rajoy elegido presidente. Aún más, venía a decir que los ministros ya accederían a estos datos «cuando se hagan cargo de los departamentos correspondientes». Unas peticiones que «serán incluidas entre los asuntos a tratar en el traspaso efectivo de poderes que tendrá lugar en esta misma semana en el seno de los diferentes departamentos ministeriales».

Los nuevos responsables ministeriales tomaron posesión de su cargo y tuvo que ser la Intervención General del Estado la que alertara sobre la realidad de una situación que los populares no conocían oficialmente. La magnitud del agujero económico que el Gobierno popular se encontró al llegar a La Moncloa le obligó a adoptar una duros ajustes que fueron anunciados por Soraya Sáenz de Santamaría, el 30 de diciembre.

La primera medida ha sido declarar «no disponible para el gasto» un total de 8.900 millones de euros repartidos en los presupuestos de todos los ministerios. La segunda, y la más polémica, la subida del IRPF para intentar aumentar la recaudación y obtener más dinero para hacer frente a este déficit «no previsto», como así lo definió la vicepresidenta. El PSOE reaccionó a estas medidas del Gobierno afirmando que Mariano Rajoy sí sabía que no se podría cumplir el objetivo de déficit que fijó la Unión Europea. El candidato a la secretaría general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llegado a afirmar que el presidente del Ejecutivo «engaña» cuando dice que desconocía la realidad de la economía española. El dirigente socialista ha ido más lejos, ya que lo acusa de decir «muchas mentiras».

Al ataque frontal del aspirante a suceder a Zapatero en el PSOE se sumó ayer el ex ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, que afirmó que las acusaciones del PP sobre el ocultamiento del déficit son «excusas de mal gobernante» e incluso se lamentó de que a estas alturas «se escuden en este tipo de argumentaciones».

Al margen de las declaraciones, la documentación que obra en poder de ABC demuestra que el mismo día del inicio de la sesión de investidura, el 19 de diciembre, el PSOE se negó a dar a conocer este dato por los canales oficiales. Tampoco se utilizó la tribuna del Congreso para desvelarlo, en su réplica a Rajoy.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.