Córdoba

Córdoba

El consumo de cigarrillos cae un 20% tras la nueva Ley Antitabaco

Compartir

La facturación baja un 7,6%, se sitúa como la de 2007 y los estanqueros lo achacan tambiénal contrabando

Día 02/04/2012 - 16.09h

Desde la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco el pasado 2 de enero, los hábitos de consumo de los cordobeses han cambiado de forma notable. Esta norma, que prohíbe fumar en cualquier tipo de espacio de uso colectivo y en todo local abierto al público que no esté al aire libre, ha tenido como principal consecuencia la reducción del consumo de tabaco y, por consiguiente, la caída en las ventas del sector. En la provincia se ha reducido el consumo de cigarrillos un 20,6 por ciento este año, situándose en algo más de 44 millones el número de cajetillas de 20 unidades vendidas hasta finales de noviembre. La facturación total acumulada de todas las labores de Tabacalera descendió un 7,6 por ciento, hasta situarse en 176 millones de euros. Una caída atenuada por la subida progresiva del precio del tabaco desde 2009.

Para hacerse una idea de cuál ha sido la bajada no hay más que volver la vista atrás y analizar los datos. El consumo de cigarrillos en 2006 fue de casi 73 millones de cajetillas, es decir, un 39 por ciento más que este año. Desde entonces, el consumo de cigarrillos se ha ido reduciendo sustancialmente cada año. Justo antes de la entrada en vigor de la nueva norma, en 2010, la venta fue de algo más de 55 millones y medio de cajetillas, un 20 por ciento más que este año.

Si los hosteleros señalaron el jueves que habían perdido un 20 por ciento de ingresos por culpa de la Ley Antitabaco, los estanqueros aseguraron ayer que sus ventas también se han reducido y que están vendiendo lo mismo que hace cuatro años. Los datos oficiales así lo confirman, la venta de tabaco de este último año se sitúa en la misma línea de facturación que la de 2007, en torno a los 180 millones.

Contrabando

Al igual que en la hostelería, la crisis también forma parte del descenso de facturación en los estancos, lo que conlleva, según algunas expendedurías consultadas por ABC, a que el contrabando se haya incrementado en los últimos 12 meses.

Juan Carlos López, encargado del estanco Fleming, aseguró que en la zona de influencia de su negocio ha detectado al menos cinco establecimientos en los que se vende tabaco de contrabando un 50 por ciento más barato. En Ciudad Jardín, Manuel Briones también señaló este incremento de tabaco sin pasar por Hacienda que «incluso se comercializa en las máquinas expendedoras de los bares». Este estanquero aseguró además que el contrabando es una práctica casi habitual en barriadas problemáticas de la ciudad. En la avenida Barcelona María José Gaitán apuntó que «ese contrabando medio permitido está haciendo más daño que la propia ley», que considera acertada y beneficiosa para todos aquellos trabajadores de comercios no fumadores. Esta actividad fraudulenta ha sido muy perseguida este año por la Guardia Civil. El último ejemplo de ello tuvo lugar a principios de mes, cuando se incautaron en Córdoba 1.250 cajetillas de tabaco procedente de Gibraltar. Los estanqueros, sin embargo, manifestaron que «aún queda mucho por hacer». Y es que esta competencia desleal es, junto a la Ley Antitabaco y la reducción del consumo, los principales causas de pérdidas para el sector.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.