Deportes

Deportes / MUNDIAL DE CLUBES

El Barça mide la talla de Neymar

Por Pelé y la tradición, el Santos tiene más motivación en la final del Mundialito

Día 18/12/2011

Compartir

Brota una relación de sucesos imaginarios y maravillosos en el Santos. La fascinación por el Mundial de clubes, rebajado en España a la categoría de Mundialito y entronizado en Brasil como un verdadero desafío entre los mejores clubes del planeta. El recuerdo por honrar al mejor futbolista del mundo de su época, Pelé, quien conquistó este título en 1962 y 1963 con la camiseta blanca del Santos. El escenario en el estadio Internacional de Yokohama, donde Brasil sometió a Alemania en la final del Mundial 2002 y Ronaldo reconquistó su corona con su flequillo juerguista para el quinto Mundial de la seleçao.Y en el colmo de los alicientes, el reto del Barcelona con su colección de trofeos y unánime reconocimiento como el mejor equipo del momento. A toda esa avalancha de incentivos se enfrenta un chaval de 19 años con cresta mohicana que causa furor allá por donde pasa. El Barcelona mide la talla de Neymar.

La final del Mundialito ofrece más atractivos para el Santos, no cabe duda. El veterano defensa brasileño Leo, que ni siquiera se asoma hoy al balcón de los titulares, se frota las manos porque confía a ciegas en el efecto sorpresa, en la cantidad de energía que es capaz de desplegar Neymar frente a alguien que no lo conoce: «Ellos nunca se han enfrentado a Neymar y es algo que podemos aprovechar. Es un jugador en ocasiones imprevisible, en el mejor sentido de la palabra».

Por esta final y por este partido, dice Neymar que se quedó en Brasil. Cuenta para quien le quiere creer que no fichó por el Madrid o el Barcelona por la trascendencia y el prestigio que tiene este título en su país. Con contrato hasta 2014 pretende relanzar a la entidad que encumbró a Pelé.

El Santos representa una mezcla de sabores. Desde su llegada al banquillo en la recta final de la Copa Libertadores, el técnico paulista Muricy Ramalho ha sabido casar la velocidad y el innato talento de la escuela brasileña con un corsé táctico que le aporta solidez sin mermar un ápice de su frescura. Y todo lo demás corre por cuenta de Neymar, futbolista que deja volar la imaginación siempre y cuando se sienta amparado, rodeado y protegido por la samba. Como casi todos sus compatriotas, Neymar es feliz cuando juega con su selección, el primer equipo de todos los jugadores brasileños.

Los japoneses van con el Barcelona por la influencia de Leo Messi. Lo sienten como uno de los suyos por la belleza de su fútbol, pero sobre todo, por su estatura. Sus 169 centímetros de altura lo acercan a la sociedad nipona. Según se respira en Japón, y especialmente entre los jóvenes, las estrellas de baja talla provocan más empatía al parecerse al físico de la mayoría de los nipones. Ellos creen que si lo hace Messi, también ellos pueden.El anterior ídolo futbolístico de los japoneses era Pablo Aimar, igualmente pequeño.

Mientras el Barça aspira a su segundo título, Villa lo verá desde la Ciudad Condal. Mañana será operado a media tarde.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Más deporte en vídeo
Patrocinado por BBVA

Resultados

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Muchos goles y poco juego

RUBÉN CAÑIZARES. Fácil triunfo del Madrid ante un endeble Basilea (5-1). Casillas cambió los pitos por aplausos

Más información en Real Madrid

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.