Internacional

Internacional

Irán busca uranio en Venezuela para desarrollar su programa nuclear

El régimen de Teherán utiliza sus concesiones para la extracción de oro en el país bolivariano y emplea varias empresas civiles como tapadera

Día 12/12/2011

Compartir

Técnicos iraníes han establecido cuáles son las áreas de mayor riqueza de uranio en Venezuela y estarían extrayendo ya el estratégico mineral bajo la cobertura del régimen de Hugo Chávez, de acuerdo con documentación confidencial a la que ha tenido acceso ABC. No solo el acuerdo de colaboración nuclear firmado entre ambos países viola las sanciones internacionales impuestas a Teherán, sino que además una compleja trama de empresas y bancos estaría permitiendo a Irán el lavado de dinero para su alivio financiero.

Ultimos datos sobre colaboración militar, con la venta de aviones no tripulados a Venezuela (transacciones comprobadas por este diario) y la posibilidad de que también misiles de fabricación iraní estén ya en suelo venezolano (así lo apuntan algunas fuentes pero sin evidencia gráfica), han hecho saltar las alarmas en EE.UU. Esta semana la cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta, podría ser expulsada del país, después de que un documental de Univisión haya desvelado con cámara oculta su implicación en la obtención de información para la comisión de atentados en suelo estadounidense.

La conexión del régimen de Chávez con elementos de Hizbolá ya llevó a Washington a tomar medidas en el pasado, pero en medio de la presente crisis entre Irán y EE.UU. la vinculación entre la república islámica y la bolivariana comienza a atraer la atención de la CIA. Así lo puso de manifiesto Roger Noriega, alto cargo en la Administración Bush, que ahora investiga la penetración de Irán en Latinoamérica, en una reciente intervención en el American Enterprise Institute. El acercamiento entre los dos países se consumó en 2005, año en que el presidente Jatamí visitó Caracas. Chávez devolvió la visita en 2009, correspondida meses después por el presidente Ahmadineyad. En la documentación oficial de esos encuentros, que ABC ha podido consultar, se contabilizaban unos proyectos de colaboración de 30.000 millones de dólares, cifra desmedida cuando se analiza pormenorizadamente cada inversión. Las abultadas cuantías tendrían como fin facilitar divisas a Irán.

Entre las sospechosas inversiones está la fábrica de cemento Cerro Azul, en el estado de Monagas. Su presupuesto es de 750 millones de dólares, lo que a juicio de consultores externos es desproporcionado para la producción que desea realizar. El hecho de que lleve seis años planificada y aún no termine de arrancar su producción ha llevado a los grupos opositores a pensar que puede tratarse de una tapadera, máxime cuando además está prohibido su sobrevuelo. Sospechas no confirmadas apuntan a que la instalación, con fácil acceso al río Orinoco, podría servir como lugar de carga del uranio que Irán pudiera estar obteniendo en el vecino estado de Bolívar, en una concesión para la supuesta extracción de oro.

Esta mina, igualmente sin permiso de sobrevuelo, se encuentra en una de las áreas más ricas en uranio. Aunque la zona también cuenta con yacimientos de oro, curiosamente la empresa pública iraní que la explota, Impasco, no aparece en la relación de compañías que extraen oro en Venezuela. Impasco, además de ocuparse de diversos minerales, está vinculada al programa nuclear iraní.

Precisamente determinar dónde se encuentran los puntos más eficientes para la obtención de uranio fue tarea de los técnicos iraníes que en 2007 realizaron un estudio geológico para el Instituto de Industria y Minas (Ingeomin). El estudio fue presentado luego por Chávez ante la OIEA para explicar su proyecto de erigir una planta nuclear propia, cuya construcción se encargó a la misma compañía rusa que levantó la central iraní de Bushehr. Otra de las zonas con potencial de uranio es el Baúl, en el Estado de Cojedes.

Similar falta de normal actividad para lo que sería su producción declarada es la fábrica de tractores Venirán. Supuestamente el ensamblaje de piezas traídas de Irán permitiría sacar de la cadena de montaje cerca de 3.000 tractores al año, según los datos oficiales. Pero el escaso número de trabajadores y las especiales medidas de seguridad hacen pensar en otro uso. Con doble valla de seguridad, el exterior está custodiado por la guardia nacional venezolana. Parte de su interior solo es accesible a personal iranía. En 2008 un total de 22 contenedores que partían de Irán y se dirigían a la fábrica de tractores fueron interceptados en Turquía: se trataba de material químico supuestamente para la fabricación de explosivos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Odiosa Rusia

Contra esa «escala de valores» que el pudridero europeo trata de imponer universalmente siempre luchará el «alma rusa», mientras siga existiendo

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Quince de los pueblos amurallados más bellos de España

CÉSAR JUSTEL. Pequeños tesoros (pueblos y algunas capitales) perfectos para descubrir un fin de semana

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.