Medios y Redes

Medios y Redes

De los insultos de Paco Grande a Sergio Sauca al «pobre imbécil» de Sarkozy

Compartir

Las descalificaciones del editor de «Estudio Estadio» a sus compañeros de TVE son el último episodio de críticas grabadas por micrófonos furtivos, que han sufrido desde ministros a presidentes del Gobierno

Día 15/11/2011 - 13.10h
De los insultos de Paco Grande a Sergio Sauca al «pobre imbécil» de Sarkozy
RTVE
Sergio Sauca, al que Paco Grande llamó «malísimo»
Que Sergio Sauca «ha dejado de hacer la Champions porque es un comentarista malísimo» y que la periodista Silvia Barba «se cagó en los pantalones» durante una entrevista al futbolista del Atético de Madrid «Kun» Agüero. Estas fueron las descalificaciones vertidas por el editor del programa «Estudio estadio» de TVE sobre sus compañeros, y que le han costado su puesto en la cadena pública.

El periodista se encontraba en una charla en la Universidad Complutense de Madrid, cuando uno de los alumnos grabó y difundió sus declaraciones, en un desliz que no es nuevo en los medios de comunicación y que han sufrido hasta ministros y presidentes del Gobierno. Son las consecuencias de un micrófono abierto en un momento inoportuno.

¿Se acuerdan de Nicolas Sarkozy llamando «pobre imbécil» a un ciudadano en febrero de 2008? El presidente francés acudía al Salón Internacional de la Agricultura, en París, cuando un asistente anónimo le increpó, con tal mala suerte para Sarkozy que la escena fue grabada. «¡Ah no, a mí no me toques!», le dijo el ciudadano en cuestión cuando el presidente iba a saludarle. «¡Lárgate entonces!», respondió, ante lo que el interpelado no se quedó callado: «¡Tú me ensucias!». La respuesta siguiente del máximo mandatario francés dio rápidamente la vuelta al mundo: «¡Pues en ese caso lárgate, pobre imbécil!».

Netanyahu «mentiroso»

Sarkozy protagonizó otro de estos desafortunados episodios junto al presidente de Estados Unidos, Barak Obama. Ambos líderes fueron pillados desprevenidos durante la cumbre del G-20 en noviembre de este año, tildando de «mentiroso» al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en plena cumbre mundial.

La conversación se produjo minutos antes de comparecer Obama ante la prensa, que intentó saber más sobre el porqué del voto favorable de Francia sobre la entrada de Palestina en la Unesco. Pero la conversación terminó derivando hacia Netanyahu: «Ya no puedo ni verlo. Es un mentiroso", habría dicho el presidente francés. "Tú estás harto de él. Pero yo, ¡yo tengo que tratar con él todos los días!», habría replicado Obama. Como suele ocurrir en estos episodios, los micrófonos estaban abiertos.

Los ejemplos son infinitos. Ese mismo mes, la diputada del PP Celia Villalobos fue «cazada» por otro micrófono llamando «fascista» a José Bono. Y a este mismo fue a su vez pillado llamando «gilipollas integral» a Tony Blair. ¿Y quién no recuerda a Felipe González opinando entre amiguetes, hace unos años, que Aznar y Anguita eran «la misma mierda»?

Una situación igual de embarazosa debió vivir el que fuera primer ministro de Reino Unido, John Major, cuando llamó «bastardos» a sus propios colegas y prometió «crucificarlos», lo que seguramente le hizo perder votos en su lucha contra Blair. A ese nivel de descalificación llegó también el diputado socialista Rafael Centeno, que llego a decir «los moros, que se vuelvan a Marruecos, que es donde tienen que estar».

En fin, si es usted ministro, presidente del Gobierno o simplemente un personaje público, tenga cuidado, puede haber un micrófono acechándole.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.