Cultura

Cultura

Berlanga, cuadernos inéditos

Ven la luz poemas, dibujos, textos políticos y de cine escritos por el cinesta entre sus 20 y 21 años. La obra, autorizada por la familia y editada por Basilio Rodríguez, se presenta el día 24

Día 14/11/2011

Compartir

Año I después de Luis García Berlanga. Hoy, en el aniversario de la muerte del titán, ve la luz un prodigio inédito: los cuadernos que escribió entre 1939 y 1942, la mayor parte en Rusia, en su etapa en la División Azul. A 52 grados bajo cero, enfundado en un uniforme alemán muy pesado, estrujando a los piojos que sobrevivían al agua helada, Berlanga redacta poemas de amor y juventud —es un barbilampiño veinteañero—, con la rosa presente, reflexiona sobre el cine español, dibuja bocetos y expresa su «falangismo sentimental». «Mi padre fue condenado a muerte y yo me alisté en la División Azul. Cuando volví de Rusia ya estaba totalmente desinflado de todo tipo de ideología política. Mi falangismo había muerto», diría más tarde. «Los Cuadernos inéditos de Berlanga» (Pigmalión, colección Lumiére) son libretas sin tapas, que descorren su intimidad poética, prosística, política y artística. Basilio Rodríguez Cañada, editor de la obra, y Miguel Losada, compilador, sitúan los apuntes sobre esos años 40 hay uno del 29 de noviembre de 1939, antes de que Berlanga emigre al frente ruso el 14 de julio de 1941. Otro texto tiene fecha de 16 de febrero de ese año o a pocas horas de comenzado 1942, en plena División Azul. Se reproducen los facsímiles esenciales de los tres cuadernos.

En Rusia, Berlanga se subió durante un año de vigía a una torre en Kritivischchi —cerca de Stalingrado—, un depósito de agua, pasó miedo y frío, y apenas sí vio en ese tiempo a un ruso que hacía sus necesidades. «Hasta que un día, los enemigos dispararon a la torre, la derribaron y mataron al otro español que se turnaba con Luis en la vigilancia, Eduardo Molero», cuenta Losada. Apurando cigarrillos alemanes y rusos suaves, Berlanga tiraba a los postes del telégrafo, pero jamás disparó a nadie: «Me habría dejado matar antes de ser yo el que matara».

Refugio de amor

Luis García Berlanga se refugia en el amor hacia Rosario Mendoza, a quien escribe apasionados poemas y cartas, de las que no recibe contestación y que desconoce si ella llegó a leer, «o lo haría —contaría Berlanga— en voz alta con los amigos, y todos se cachondearían de mí». Berlanga es un vanguardista, un adelantado de su época, hace poesía visual recuadrando letras de la palabra Rosario: «ROSA = Belleza; RIO = Limpieza; OSARIO = Tristeza; ARIO = Pureza; OSAR = Valentía; OSA = Fortaleza; IO = Independencia; ROSARIO = Religiosa Devoción». Y fue pionero de los haikus con su «Hai-Kais»: «Fuego bajo la ceniza / y en el muro / la sombra de un amigo.»; «Será necesaria la acacia / para evocarte / desnuda»; «Mis lágrimas me recuerdan / las paredes grises / de aquel colegio»; Cuando su sombra se acerca / ya no huelen / las peonías». En los textos de contenido político emerge un soñador Berlanga con ganas de «un mundo menos caótico pero más atractivo». «Y todo el asunto joseantonianoestá muy presente», explica a ABC Basilio Rodríguez. «Berlanga es en esa época falangista, y el franquismo le relegó».

Hay también esbozos de novelas que nunca escribió, pero que sí llevó al cine, como una descripción «muy Belle Epoque» que prefiguran el mundo de Novio a la vista. O una demoledora greguería de corte ramoniano: «Las pulseras son los regalos que hacen los maridos a sus esposas, pero al final son las esposas las que hacen de pulseras en las manos del marido». ¡Bienvenido de nuevo, Mr. Berlanga!

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.