Internacional

Internacional

Alón Bar: «La comunidad internacional debe amenazar a Irán con usar la fuerza»

El nuevo representante israelí en Madrid confía en que las relaciones con el Gobierno que salga del 20-N sean aún más fáciles que con el actual

Día 09/11/2011

Compartir

—El informe que hoy emita la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre Irán. ¿Puede ser determinante para que Israel lleve a cabo su amenaza de actuar una acción contra ese país?

—Prefiero pensar que puede ser determinante para que la comunidad internacional tome decisiones que frenen el programa iraní, para que reconozca más claramente la amenaza que constituye ese programa, especialmente al combinarse con una política intransigente y extremista.

—¿Cree que la comunidad internacional no es consciente del peligro que representa Irán con su programa nuclear?

—En los últimos años lo es mucho más seriamente que en el pasado. Nos tocó hacer un esfuerzo bastante importante hasta que se puso en marcha la OIEA y la colaboración de esta agencia con los medios de inteligencia internacionales para conocer la realidad del programa, que no es un programa civil con potencial de convertirse en un programa nuclear militar, sino un programa militar desde el principio, disfrazado como si fuera un programa civil. La comunidad internacional tiene que poner dos alternativas al régimen iraní: continuar con el programa y tener que sufrir unas sanciones mucho más fuertes o bien, colaborar y cambiar la dirección de su programa.

—¿Se cumplirá la amenaza de Israel de atacar a Irán?

—Al presentar estas dos alternativas de manera clara al régimen iraní, se debe incluir que, en algún momento, si no cumplen con las demandas, se puede usar la fuerza para parar el programa. Pero, es más eficaz y más deseable que la amenaza del uso de la fuerza se haga por la comunidad internacional. Eso sí, si no hay otro remedio, tenemos que calcular las amenazas y riesgos para Israel y tomar medidas para autodefendernos.

—El viernes se puede debatir en el Consejo de Seguridad de la ONU la petición de Palestina de ser reconocida como Estado...

—La aventura de tratar de conseguir el reconocimiento en el Consejo de Seguridad, en la Unesco y en otros organismos de la ONU, en vez de negociar un acuerdo que permita el avance hacia la creación de un Estado palestino, es un error por parte del liderazgo palestino. Para la comunidad internacional hubiera sido mejor presionar a ambos lados y crear el ambiente que, no sólo permita, sino que exija a las partes negociar una solución pacífica que lleve a la creación de un Estado palestino al lado de Israel.

—La política israelí de continuar con los asentamientos, tampoco favorece mucho la vuelta a las negociaciones…

—En el pasado no fue un obstáculo para las negociaciones. No es un tema tan clave que no permita la negociación. Y en todas las negociaciones que se han hecho sobre las fronteras, no estábamos tan lejos unos de otros. No debe afectar la vuelta a la mesa de negociaciones.

—¿Entiende las críticas del Gobierno español a esa política de asentamientos?

—Conocemos la posición de la UE y de España. No nos sorprende, pero insisto en que la mejor manera de avanzar en lo que se refiere a los asentamientos es negociar.

—¿Piensa que en España sigue habiendo cierto antisemitismo, como dijo su predecesor en el cargo?

—Para combatir prejuicios y un largo desencuentro entre las sociedades española e israelí, la mejor manera es crear un puente de relaciones y llenar lo de acontecimientos y contenidos, de intercambio comercial, de conocimiento de las posibilidades de contribuir a la economía española, del conocimiento de la cercanía cultural entre los dos países.

—¿Será más fácil con un Gobierno del PP que con el actual?

—Espero que sea más fácil con el próximo gobierno, el que sea. Hemos tenido un buen diálogo con el PSOE y vamos a seguir teniéndolo. Ese deseo de conocimiento de que hablaba, existe sin mucha relación con quien sea quien gobierne. Y espero que sea aún más fácil con el próximo gobierno.

—¿Se ve con preocupación desde Israel el acceso de movimientos islamistas en los países de la llamada «Primavera Árabe»?

—La verdad es que sí, que existe preocupación. Como España, que es país vecino de la zona, estamos esperanzados por las oportunidades a largo plazo de este proceso, que debería ir hacia la democracia. Pero también sabemos que esta dirección no es la única posible. Existe la posibilidad de que las tendencias más extremistas dominen y se pase de una dictadura laica a una dictadura fundamentalista islámica. Y no es la única preocupación. En el caso de Libia está la preocupación de que todas las armas que han tenido y que ahora están fuera de control terminen en el Sinaí o en la franja de Gaza.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Quien perdió fue el Reino Unido

Habrá quien diga que casi un once por ciento es una victoria contundente. «Contundente»... ¿comparada con qué?

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Diez destinos increíbles para viajar barato en octubre

ABC VIAJAR. Un crucero por Grecia, Italia o Francia, un viaje a la India o un circuito por Jordania, apuestas para hacer en otoño

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.