Sociedad

Sociedad

Estivill: «Un niño tiene que ser educado en la frustración»

El conocido pediatra, autor del libro «Duérmete niño» presenta su nueva obra: «Pediatría con sentido común para padres y madres con sentido común»

Día 06/11/2011 - 16.57h
Estivill: «Un niño tiene que ser educado en la frustración»
abc

Compartir

Venerado por unos y vilipendiado por otros, el doctor Eduard Estivill no deja indiferente a ningún padre. Todas aquellas personas que tienen hijos le conocen por su famoso libro 'Duérmete niño', en el que explica su método para que los bebés duerman del tirón toda la noche. Muchos progenitores le ven como su 'salvador', ya que gracias a su procedimiento han conseguido que la paz reine en el hogar y olvidar tantas y tantas noches de insomnio; otros muchos, aquellos más conservadores y defensores a ultranza de la crianza natural, lanzan sus dardos contra él por 'incitar' a dejar de llorar a los más pequeños de la casa. Él se defiende siempre de la misma manera: "Yo solo explico conocimientos científicos que existen en todo el mundo y avalados por sociedades pediátricas con palabras muy fáciles".

Esto es lo que ha querido hacer con su nuevo libro, escrito en colaboración con su colega valenciano Gonzalo Pin: 'Pediatría con sentido común para madres y padres con sentido común', que pretende ser una guía práctica, clara y directa sobre el cuidado y la educación de los hijos, que abarca desde el momento del nacimiento (incluso antes) hasta los 18 años. Expone cada etapa del crecimiento del niño, su alimentación, el sueño, sus actitudes y sus posibles problemas de salud (con unas fichas prácticas). Este libro también habla de la autoestima, los valores, la socialización adecuada, el colegio, la disciplina, la educación sexual, los juegos, las nuevas tecnologías, la ecología, los deportes, los estudios y las actividades extraescolares.

El Dr. Estivill explica que es fundamental educar a un niño en la frustración, lo que significa que tiene que aprender a que no todo se consigue a la primera. "La vida es frustración, el éxito es una cosa puntual, que se consigue, que hay que tender a conseguir, pero a base de muchas frustraciones, de muchos esfuerzos. Un niño que de pequeñito ha sido educado en el 'no', en decir o entender que no se puede conseguir todo a la primera, que cada cosa que quiere necesita de un esfuerzo, será un niño con mayor autoestima, que podrá afrontar mucho mejor después las situaciones cuando este niño sea mayor", explica con seguridad.

Unos padres muy implicados

Él lo tiene claro. La etapa más importante en la vida de cualquier persona transcurre en los cinco primeros años de vida, por la repercusión que tiene. Por eso, en este periodo es donde más hay que esforzarse en educar y donde mejor hay que hacerlo, ya que explica que una situación conflictiva en la adolescencia se solventa no en la adolescencia, sino enseñando a ese niño cuando tiene 5-6 años a tener comunicación con el adulto. Así lo explica: "La vida de un niño se prepara básicamente en los cinco primeros años de vida; un ejemplo es la alimentación. Hoy en día sabemos que en función de lo que coma un niño, de los hábitos que tenga, tendrá una salud más complicada o menos. Algunas enfermedades como la diabetes y la hipertensión se fraguan en estos cinco primeros años. Por eso es tan importante alimentar bien a los niños de pequeñitos".

Estivill está convencido de que los padres de hoy en día son mejores que hace años, con la única diferencia de que tienen poco tiempo. "Ellos quieren hacer las cosas bien. Por eso se preocupan de aprender, de saber, de obtener información. Este libro es un reconocimiento a ellos, es nuestro pequeño homenaje". El conocido pediatra está preocupado por la presión que tienen los padres en esta sociedad, que hoy en día hace muy difícil educar y cuidar a un niño bien. "Los padres quieren hacerlo bien, pero nadie les ayuda. Las madres se han incorporado al mundo laboral, pero no se han desincorporado del mundo familiar, lo que significa que trabajan el doble. Si la sociedad no toma cartas en el asunto sobre los horarios de los padres, nos encontramos con problemas como los de hoy en día: que solo se tiene uno o dos hijos como máximo. Si no ponemos una solución, esto irá a peor", asegura con tristeza.

Este médico catalán, que reconoce que no fue capaz de enseñar a dormir bien a su hija, aconseja a los padres o a todos los que vayan a serlo que estén tranquilos, se preocupen de tener una buena información y escuchen algunas -"no todas", matiza- enseñanzas de los abuelos, que "también tienen mucho sentido común". Si siguen estas premisas, y sobre todo si están de acuerdo los dos en todo lo que se tiene que hacer, "tener un niño es una cosa muy agradable", concluye.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.