C. Valenciana

C. Valenciana

La derrota de la gran manzana

Compartir

Una pequeña empresa de Valencia ha vencido en los tribunales a Apple y podrá vender su propia tableta digital

Día 06/11/2011

Un dispositivo para evitar la piratería en las salas de cine y una aplicación para que los clientes de los restaurantes consulten la carta y hagan el pedido desde su mesa a través de la pantalla de un ordenador son algunos de los proyectos que ha diseñado la empresa valenciana Nuevas Tecnologías y Energías Catalá SL, fundada en julio de 2010 por Pedro Peláez y Leonardo Scannone.

Sin embargo, el mayor desafío al que ha tenido que hacer frente esta pequeña compañía durante su primer año y medio de vida ha sido derrotar en los tribunales a uno de los gigantes mundiales de la informática, Apple.

Nuevas Tecnologías Catalá llegó a un acuerdo con dos firmas chinas para fabricar su propio modelo de tableta digital, la NT-K. «En aquel momento», explica a ABC Pedro Peláez, «en el mercado español sólo se comercializaban dos tabletas, la de Samsung y el i-Pad de Apple, cuyo precio rondaba los 600 euros. Nosotros diseñamos un modelo más sencillo, de bajo coste, para comercializarlo a 235 euros».

El trabajo de la empresa valenciana se centró fundamentalmente en adaptar e incorporar su propio software al modelo fabricado por sus proveedores en China. En octubre del año pasado, Peláez y Scannone recibieron un burofax de Apple en el que el gigante norteamericano les instaba a destruir todos los prototipos fabricados, por considerar que se trataba de un plagio de su iPad.

Al hacer caso omiso de la advertencia, un mes después la compañía fundada por Steve Jobs interpuso en Valencia una denuncia contra Nuevas Tecnologías Catalá por un presunto delito contra la propiedad intelectual. No sólo eso, sino que Apple logró que el servicio de Aduanas retuviera en el puerto de Valencia la primera partida de NT-K que la empresa recibía desde China.

En la cuerda floja

Estas acciones judiciales han mantenido a la firma valenciana en la cuerda floja durante un año. «Habíamos conseguido inversores y teníamos contacto con unos grandes almacenes para comercializar nuestra tableta», señala Pedro Peláez, «pero al saber que habíamos sido denunciados salieron corriendo».

Además, Apple logró que la Unión Europea incluyera a Nuevas Tecnologías Catalá en un listado de empresas sospechas de practicar la piratería. «Nos han puesto en una lista negra», indica Peláez, «y ahora nos escanean y registran todos los productos que recibimos, aunque no procedan de China».

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Quart de Poblet ha zanjado ahora la cuestión, al sobreseer provisionalmente la denuncia de Apple, por considerar que el NT-K utiliza tecnología propia y software desarrollado en Valencia, que no han sido copiados del iPad.

Los socios fundadores de Nuevas Tecnologías Catalán preparan ahora una demanda civil contra Apple, a la que reclamarán entre cinco y diez millones de euros de indemnización en concepto de daños económicos y lucro cesante por la paralización de sus tabletas. «Teníamos previsto vender 15.000 tabletas el año pasado, pero no pudimos comercializarlas por culpa de su denuncia», señala Peláez.

Pero del laboratorio de esta pequeña empresa valenciana siguen saliendo nuevos proyectos. Ya ha diseñado un modelo mejorado de NT-K, que incorpora nuevas prestaciones. Y la firma se centra ahora en desarrollar aplicaciones para este dispositivo: una de ellas permitirá que los clientes de un restaurante hagan su pedido desde la mesa, eligiendo el menú a través de la tableta. Además, la firma busca inversores para comercializar un dispositivo antipiratería que ya ha patentado.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.