Cataluña

Cataluña

La Generalitat calla tras la quema de banderas

El ministro Camacho afirma que los incidentes de la Diada «no son ejemplo de nada»

Día 13/09/2011

Compartir

Ocurrió en 2010 y este año se ha vuelto a repetir. En un ambiente caldeado por la reivindicación identitaria —ransición nacional hacia la soberanía plena, insumisión a las sentencias que defienden el bilingüismo, críticas a la «España excluyente»...—, la manifestación independentista celebrada el domingo con motivo de la Diada de Cataluña finalizó con la quema de las banderas española y francesa, y de una foto del Rey. El Gobierno ha restado importancia a los incidentes, mientras que la Consejería catalana de Interior justifica que no se practicaran detenciones en aras a evitar males mayores.

El ministro de Interior, Antonio Camacho, manifestó ayer que «no se pueden utilizar esos actos como ejemplo de nada en Cataluña» porque esta comunidad se compone de «una sociedad moderna, tolerante, que cohesiona y une». Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, cree que la quema de banderas y de la foto del Rey está provocada por una «minoría».

El jecutivo autonómico no conden los hechos. El hecho de que los Mossos d'Esquadra no detuvieran a los radicales independentistas «in situ» fue criticado por Ciudadanos, cuyo portavoz, Jordi Cañas, insinuó la posibilidad de que el consejero catalán de Interior, Felip Puig, ordenase la no intervención policial porque simpatiza con los manifestantes —Puig ha confesado su condición de independentista en varias ocasiones—. Esta formación ha anunciado que pedirá explicaciones de «por qué una minoría puede hacer lo que le dé la gana con total impunidad».

Fuentes de la Consejería de Interior alegaron que durante la quema de fotos del Rey y de la enseña nacional se actuó como suele ser habitual en estos casos. A saber: «No se detuvo in situ a los autores para evitar un mal mayor, pero se ha abierto una investigación para identificarles, localizarles y detenerles», señalaron. Dichas fuentes argumentaron que de haber detenido en el lugar de los hechos a los que quemaron los símbolos nacionales podría haberse registrado un enorme altercado. De resultas, se hubiera puesto en peligro a los agentes allí desplegados, a los de uniforme y a los de paisano, de la brigada de información, que suelen infiltrarse entre los asistentes a este tipo de actos para controlarlos.

Pese a que los jóvenes que quemaron fotos iban encapuchados, desde Interior se asegura que aunque aún no los tienen identificados con la investigación ya en marcha se está sentando las bases para poder hacerlo en breve.

Las movilizaciones en favor de la inmersión lingüística en las escuelas continuaron ayer en forma de concentración convocada por la plataforma «Som escola» (Somos escuelas), a la que asistieron CiU, PSC, ERC e ICV. Paralelamente, el ejecutivo autonómico mantiene su pulso a través de su portavoz, Francesc Homs, quien afirma que el gobierno «antes se irá a casa» que ceder en el terreno de la inmersión.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.